~…mutar~

¿Alguna vez has tenido una flor de frente?

¿Cuánto tiempo pasa en que sientas su fragancia?

¿O cuánto tardas en que puedas sentir la fragilidad?

¿Puedes ver el camino que recorre una hormiga con alguna migaja?

¿Podrías describirlo?

¿Sabes como es la mirada de algún ser que aprecias?

¿Podrías hallar si esta dichoso(a) o si la tristeza esta noche le visitó?

¿Podrías describir las grietas de tu edad?

¿Conoces tus poros, tus venas, tus respiraciones agitadas?

¿Sabes? …,partes de ti más allá de lo que refleja tu espejo…, cambiaron.

Mis formas; mis grietas, mis canas, mis poros dilatados, y mi alma han mutado.

Si te detienes a observar bien a los que aprecias también… ¿y tú?

8 respuestas a “~…mutar~

  1. Me ha encantado la forma en como vuelcas la reflexión. Esas preguntas que bien marcadas cada una nos deja pensando en lo sublime del mensaje que llevan tus palabras. En esos detalles que muchas veces pasamos por alto y que también están ahí para enseñarnos algo.
    Me recordé una anécdota referente a mi hija cuando era pequeña. Le mostraba yo cuando las hormiguitas en su vaivén eran muy trabajadoras y precavidas pues guardan su comida con antelación de modo que cuando llega la lluvia o el frío ellas no tienen que salir, pues tienen lo necesario. Ella ponía atención, era muy pequeña pero un día mientras una hormiguita llevaba su migaja se salió un poco de la fila, ella la cogió y la puso en la fila detrás de otra hormiga más grande y le dice: Por acá mijita, acá va tu mamá jajaja. Yo se que es nada Aileen pero me agradó que supiera apreciar lo que ya le había yo enseñado.
    Y bueno yo se que son varias preguntas las que nos dejas, me he enfocado en esta. Pero todas dejan mucho para pensar y mucho para aprender. Claro que si!.
    Excelente mi niña. Un gusto estar aquí.
    Bonita tarde o noche.

    Le gusta a 1 persona

    1. •~… no me parece “nada” al contrario me parece inmenso y agradezco que dejaras aquí esta ~ huella de tu anécdota con tu hija~, sonreí… me emocione y lo sentí … y sí, solo es una de tantas preguntas, pero si una sola pudo traer este hermoso compartir de intercambiar sentires ya fue más que grandioso… de hecho algo en nosotras transmita para bien en esa vibración del poder contemplar un recuerdo tan bonito inocente y a la vez lleno de sabiduría. Me encantó, mi gratitud abrazos y cariños Esperanza… y que no nos falte lo que tu nombre embarca junto con tu presencia.~•

      Le gusta a 1 persona

      1. Gracias mi niña. Le contaba a Tin… Que cuando era niña. En la escuela varias veces les pegué a las otras niñas que por desgracia se llamaban como yo. Al momento que me decían… Me llamo Esperanza y zass les daba el golpe jaja. Les hice llorar. Y les decía si dices a la maestra te doy otro jaja. Así que las pobres niñas se aguantaban el golpe y se quedaban calladitas. Yo creí que mi nombre era sólo mío. Y me pareció que se merecían ese golpe por copionas jaja.
        Entonces me gané el apodo de Luchadora era porque les daba fuerte y con la mano cerrada. Que tonta fui. Al paso de los años encontré a una de las niñas que le pegué. Ya grandes. Y dije… Trágame tierra que esta niña me dará mi merecido ahora.
        Se acercó muy sonriente y me dice: También me llamo Guadalupe. Pero no me diste tiempo de decirlo jajaja y se reía conmigo. La otra Esperanza que le pegué no me la quiero encontrar jaja.
        Bueno mi niña. Creo ya te maree.
        Mi nombre lo escogió mi papá. Y el solía expresar. Se llama Esperanza porque es mi única. Claro! Única de el y mi madre pero no me explicaron nada. Y creí que la única en el mundo que atarantada muchacha jaja.
        Esperanzas hay tantas. Mi niña. Pero el significado es lindo.
        Ojalá siempre pueda aportar algo positivo.
        Como tu lo haces. Y a mi me parece Genial.

        Ya no le pego a nadie…
        Fui muy Peleonera. Sólo de niña. No te asustes jaja!
        Besitosss

        Me gusta

  2. Desde los 20 he tenido crisis de edad cada década, y crisis menores cada lustro. Nuestra mente no siente el paso de los años igual que nuestro cuerpo. Recién a punto de cumplir los 60 puedo mirarme al espejo sin sobresaltarme. Hace pocos años sentí que era buena idea aprovechar lo mejor que pueda la energía que me queda.
    Siempre le he prestado atención a la mirada del prójimo. Ayuda a la supervivencia ya que hay muchas miradas que contradicen lo que la persona está diciéndote. En particular le presto atención a la mirada y la actitud corporal de mi perro porque es bastante manipulador; y a la de mi pareja, porque por su ascendencia alemana cree que no debe hablar de sus tormentas internas.
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s