•Gigante miserable•

Desentonada en la esquina
acorralada golpeada por sus neuronas.

Alza la mano pidiendo una dosis más,
mientras el gigante le pisa parte de su cuerpo.

Atropellada intenta gritar, aullarle a la luna llena
 con todas las ancestras enjauladas en el pecho.

Pide una noble petición que la dejen vivir…

El intestino es una serpiente envenenada
que la retuerce contra sí misma.

No hay cántico celestial,
ni calderos de brujas que le salven.

Tiene sangrando las vísceras,
el cuerpo mal oliente.

Los ojos se le van apagando día con día…,
las palabras no brotan de una lengua llena de miseria.

Los riñones hicieron un pacto
con los gusanos que salen del hígado.

Serán los próximos en ser exterminados,
adentro los órganos se están peleando los turnos.

Saben que mientras más dure la tortura
más triste será el final…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s