•Madre•

El acto sutil de tocarte viva…, silente.
La vigilia del amor nace en ti mujer.
Vas viajando hacia tus adentros,
sin olvidar a otros.
Amamantas la existencia
entrecierras los ojos y te palpa.
Sostienes con fuerza las travesuras,
millones de rabietas no te hacen enloquecer.
Erguida; sonriente, suspicaz, alerta…,
es un entreno y tienes ganas de más…
Sueltas suspiros largos al llegar la noche,
al encontrarte con tu lado más bestial.
La hembra que aúlla, que busca…,
que desea su placer y divinidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s