•Ir a encontrarse•

Quería encontrar ese algo más allá del horizonte, con la esperanza que a donde llegará el límite de mi visión.
Empezaba otro amanecer, otro olor a tierra, otras formas de sentir la lluvia.
Hoy la vida nos detiene a todos en el lugar donde estamos.
Nos pide que echemos raíces…, que pasemos la tempestad con la serenidad de que este no es el fin.
Sino que se acercan nuevos cambios y eso siempre son nuevos comienzos.
Adaptarnos también es bendición, es poderoso perderse para luego hallarse…, con la grandeza de no tener que ir corriendo de un lado a otro.
No tenernos que estar llenándonos todo el tiempo de cosas o de quehaceres.
El silencio también es maestro, la euforia de la incertidumbre también traspasa el sentir con la belleza de dedicarse un auto~cuidado y cuidar.
No todo está afuera, ni todo está en lo lejano.
Hay instantes tan valiosos en recitarte reflexión o una pregunta sin respuesta…, como cuando observas la nimiedad de las cosas de la vida y te sorprendes.
No hay que agitar el movimiento brusco de ir siempre por lo externo, hay mucho que acomodar en el interior.
De seguro tu mente, como tu cuerpo al igual que el mío piden que baje la revolución con la que se vive…, y esté es un buen momento; para mimarte con la gentileza que cuidarías a alguien que amas.
Es así de sencillo emanar con sabiduría el conocimiento que la vida te ha dado con tus circunstancias particulares…
Vamos aprendiendo a cuidarnos, desde un lugar más amable con nosotros mismos y sobretodo mucho más bondadoso con los demás seres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s