•…otro lugar•

Al abrir el álbum de fotografía fue narrando la vida, no la que tuvo sino la que le hubiera gustado tener.
Según pasaba las páginas le contaba de los barruntos de sus emociones, el lenguaje silencioso de las mareas del interior.
Hacía una radiografía de los lugares a los que fue aunque no fueron los que quería vivir, los tradujo a símbolos sencillos, a caricias infinitas.
La fotografía detenía un tiempo que le sabía a una eternidad amarga, así que daba saltos cuánticos para mimar su esencia desde un destiempo que no es un singular, sino un plural.
Los colores de las imágenes eran pálidos, demasiados fríos, su alma mantenía el cálido sentir de vivirse desde donde se proyecta.
Desde allí se manifiesta con los álbumes entre las manos, viajó hacia otro uni~verso paralelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s