•La rabia Milagrosa•

La tierra sacudió el cuerpo de la cama, cayó sobre un suelo tembloroso.
Las palpitaciones del corazón parecían un tic-tac contraproducente.
Sintió como la sombra escapó a la orilla donde Los ángeles duermen.
Se quedó en el suelo, volvían las réplicas y su corazón se alocaba.
Pidió con fe…, que los arcángeles vinieran, terminó llorando.., se escuchó la mofa de los sagrados seres.
Se levantó con furia olvidando que su parálisis le limitaba el movimiento.
A veces la rabia del ser también libera y hace milagros.

4 comentarios sobre “•La rabia Milagrosa•

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s