•Luz•

Siempre puede llegar esos rayos de luz que te traspasen en medio de la tempestad. Que te muestre que entre~medio de nubes también salen fabulosas luces, con las cuales deleitarse.

•Orgánico•

Me descalzo en la oscuridad,
en medio del campo desnudo.
Lejos del ruido de la ciudad.
La noche despejada…,
las estrellas danzan.
Seduciendo mis pupilas hambrientas.
La orquesta de las criaturas nocturnas
me hacen pernoctar.
Mi cuerpo se desviste
dando paso a la vida.
Mi vientre abultado se mueve
al ritmo de las nubes.
Estoy creando la vida…,
su engendro con su movimiento
me ronda la pelvis.
Tenso mis muslos
justo antes de mi muerte.

•Ella, te incita…•

La vida es…,

ese latido que te traspasa cuando las letras de una melodía te hacen el amor.

La vida es…,

ese chorro de agua que baja de la gruta y te penetra.

La vida es…,

ese sol que se te incrusta en los poros hasta hacerte arder.

La vida es…,

ese estruendo que avisa que la tormenta te sacudirá las entrañas.

La vida es…,

esa noche que te desnudas frente al monte, y le haces caricias a los espíritus que lo habitan.

La vida es…,

dejarse emocionar y oscilar con todos sus fenómenos.

•Mérito•

Espero que nunca se te vaya el corazón corriendo tras la vida de otro.

Que se mantenga acurrucado en su latido dentro de tu pecho.

Espero que el dolor no visite de forma despectiva, que sigan en ti…, con las mismas ansias con las que amaste.

Que nunca te denigres ante nadie.

Espero que la sabiduría de tu interior se potencie en la tempestad, y sepas que esto también pasará.

Espero que nadie se burle de tu dolor, que cuando aguardes el luto puedas transitarlo con la grandeza de lo vivido.

Que nadie nunca te diga que no puedes solo(a), que las brumas de la mente se despejen con el ondear de tu parpadeo.

Espero que cada respiro te asegure estar en tu presente, que contemples la belleza de todo lo que eres…

Que jamás te falte la caricia, el amor por ti, y el darlo todo.

Espero que la vida no te quite nada de la totalidad de lo que eres en esencia.