•…libertad•

Suena a ecos celestiales hablar de libertad, pareciera que el alma encontró el refugio perfecto para abrigar sus inquietudes. Una falsa modestia retumba en las voces de los que dicen; “trabaja desde donde quieras con la libertad de elegir cualquier parte del mundo”. Quizás si la libertad tiene un espacio en el cerebro, pues dichosos aquellos que están aprisionados y logran viajar en su mente. Veo una recurrencia en el marketing, igual que en el positivismo “tóxico” prefiero decirle extremo, de todo lo puedes. ¿Sabes qué? No, no todo se puede, lo que sí puede es cambiar tus posibilidades con tus circunstancias. Aunque sean diferentes ir encontrando la forma de adaptar. Estos intervalos de somos geniales, intercalados con todo es perfecto, me hacen sentir fuera de la órbita del mundo. Ayudar a las personas me parece un acto grande en sí mismo. Ahora hasta que punto somos esclavos de el todo lo podemos, trabaja en libertad, desde donde quieras. Me perdí de esa realidad idílica en la pandemia, ¿acaso no estamos en la gran mayoría encerrados? Allá no muy lejos de ti y de mí, habitan personas lidiando con la tristeza, la pobreza en muchos lugares, con la desolación de no saber cómo conseguirán los alimentos. Los que estamos paseando y adornándonos con floritura el alma estamos danzando en nuestra burbuja. No, esto no se trata de deprimirnos y sacarnos la piel, tampoco es colmar el jardín de mala hierba y creer que saldrán frutos por rezarle. Habrá que trabajar arduo, poner las manos en la tierra y ayudar a que el terreno sea fértil, se tendrá que sembrar semillas darle tiempo sin descuido. Me pregunto ¿qué será la libertad? ¿Qué significará eso de a donde quieras y con quién quieras? Si es por medio virtual, ¿hasta cuando nos durará el portal de la luz del computador en la cara? Será hasta que nos cierren las fronteras también virtuales. ¿Qué pasaría si mañana despertamos sin luz, sin internet? ¿Cuánto saboreas tu libertad? ¿Tiene precio la libertad o rostro? Quizás saborear ese intenso sabor a libertad solo dependa de lo bien acomodada que estén tus emociones y la capacidad que tengas de resistir los silencios.

•¿Libertad?• – (c) – ~Forever Aileen~