•La rabia Milagrosa•

La tierra sacudió el cuerpo de la cama, cayó sobre un suelo tembloroso.
Las palpitaciones del corazón parecían un tic-tac contraproducente.
Sintió como la sombra escapó a la orilla donde Los ángeles duermen.
Se quedó en el suelo, volvían las réplicas y su corazón se alocaba.
Pidió con fe…, que los arcángeles vinieran, terminó llorando.., se escuchó la mofa de los sagrados seres.
Se levantó con furia olvidando que su parálisis le limitaba el movimiento.
A veces la rabia del ser también libera y hace milagros.

•…des~hacer•

Soy ese trozo de vida roto,en el cual no pude leer las señales a tiempo.

Mi instinto de sabuesa no me sirvió, para navegar por los caños conocidos.

Naufragué en la orilladel bravío arrebato de un oleaje.

Llegué tarde a la membrana del acertijo, fui la pantomima de la espuma.

Tragué demasiada sal, he sido corroída.

La costa que me vio nacer, presenció mi final…,convirtiéndome en salitre rodeada de granitos de arenas.

…ella=yo

Te veo en mi sombra…, te siento en mi respirar, te habías muerto hace dos años o quizás un poco mas el conteo nunca se me ha dado bien. El desprecio tampoco… carezco de gracia cuando te me acercas porque sabemos que al final, eres la parte mas esencial de mi espíritu. Sabes tanto de todo que es imposible acallarte, tus sentires son navajas que hieren mis pulmones. Tomas mi garganta me haces gemir los aullidos de una mujer muerta que me habita. ¿Has hecho un conteo de cuantos muertos habitan mi cuerpo? (. . .) me aturden y juegan a la sincronía de cambiar mi tiempo de caducidad. Quieres volver adentrarte, aunque adentro vives y el vaivén de tus caderas me lastiman en este momento. Sabes que estoy tesa como un faro que solo le gira el tope que es su luz. Conoces muy bien que atraes, lo que provocas y como saltan los entes a poseer, a transmitir. Me pregunto muchas veces que sientes en el otro lado… trato de no pensarte y mucho menos sentirte. Aún eres el quejido incompleto, bien sabes que nuestra división fue el último rescate antes que cortara mi último aliento. Tú, sigues intacta, con los latidos bien colocados con las ansias de hembra que no deja de hurgar. No sé si algún día dejaré de ser tú… antes de morir quiero que escriban sobre mis cicatrices las “noches nubladas” en las que tu nombre era mas grande que el mío. Cuando corríamos entre los cuerpos y los deseos sin dimensiones exactas solo por el placer del pálpito. Quisiera que me abrieran y sacaran el espectro que eres…, que jamás pudieras irte con mas nadie. Supongo que en el fondo es mi egoísmo de sentirme tuya…, a fin de cuenta lo nuestro es de pecado, de toxinas, de ancestros, de lugares oscuros que pocos se atreverían a mirar. Quisiera creer que a veces vienes solo acariciarme el rostro, a recordarme que sigo viva, aunque mi vida se reduzca a una cama y mirar el techo. No busco la lastima, aunque de ti…, no lo tengo claro a veces pienso que me volverás atravesar con la navaja. En ocasiones siento que esta vez me la enterraras directo donde mis vaivenes muertos fueron la alegría de tu lujuria mal dirigida. Ojalá, nada de esto fuera verdad… entre tantas mentiras que me cuentan, porque me las dejo contar. Esta el cause de tu ser dictándome que nada es cierto que todo lo incierto siempre será mi día a día. Ya no te veo como condena, porque la condena es del que me atiende, quien escuche tu voz dolida con el mundo. No lo hagas de nuevo “Saudy” ¡quédate lejos! (. . .) ya se lo que me esta pasando. No me encierres por no querer seguir los designios que tu tienes para mí… déjame vivir de otra manera. Aunque a la misma vez te diría: róbame el aliento y quítame las ganas de pertenecer… ya supe lo que era el dolor. ¡Quítamelo!

•Auto~Estima•

Desperté contemplando tu cuerpo, ese altar donde duermen tus diosas .
Un enjambre de sensaciones te embriagan la esencia, aunque tú luzca ciega ante ella.
Eres la que desbordas los besos y caricias mucho antes de repartirlos.
La inquietud de tu pelvis tiene ritmo de timbales, eres el fuego de todas tus ancestras.
Aún así lloras los delirios que tu cerebro ha creado difuminado en tu sentir haciendo creer que algo te falta.
Tan equivoco e inconexo que nadie entiende como no puedes ver el torrente de feminidad que corre por tu ser.
Amada y venerada…, espero que nos seas de las que renuncian al mirarse al espejo con alta estima.

•~…Madrid Beach…~•

Sabemos que la vida están incierta como las circunstancias de la misma. Una tarde cualquiera yo en mis limitaciones dispuesta a servir… Me encontré con Elvira. Algo tan trivial nos unía crear una conferencia y poco más sabíamos una de la otra. Nos entregamos al momento y pasó mucho tiempo en esa conexión sincera de entrega. Le dije; hoy, tengo un buen día iré a la playa. Le dediqué esos atardeceres que tanto extraño…, y ella, al verlo me dijo: haría un castillo inmenso de arena donde meternos las dos… reímos mucho. Ha pasado casi un año desde ese momento y de las turbulencias que ambas hemos tenido que vivir. Entre lágrimas y emociones intensas recibo su arena de Madrid una playa que nos acoge en la inmensidad de la imaginación, donde ambas jugamos como niñas y nos contamos cuentos de mujeres fuertes como este regalo que acompaña la arena un libro ilustrado de Kahlo. En honor a todo lo que nos espera esta arena vivirá con mis aguas tormentosas, pero jamas nuestro castillo se desvanecerá.

¡Gracias a las almas que me sostienen con tanto amor y pureza!
~…¡Gracias Elvira, por recoger arena de un parque y darle vida a todo esto tan bonito!

•Brisa•

Sus lagrimas se ahogan
con el cal de la tierra.


Sus labios asfixiados
de tanto gemir nombres de arena.


La vi en la orilla de su sentir,
le ofrecí mi mano y vino a mi.

Era inevitable no perderse
en sus ojos de estrella.

En sus latitudes cósmicas,
en su cuello embriagado
de invitaciones.


Su clavícula dibuja un sendero
precioso para re~correrla..


Sonríe sin motivo diluyendo la niebla.

Su cabeza es una nota musical
y los arpegios nacen en su cuerpo.

Ella, es brasa y ceniza…,
ella, es marea y espuma.


Es la esencia de mujer vestida de brisa.

Mis carnes a la intemperie…

Mis carnes a la intemperie
Pude pararme de la cama
al llegar a la puerta de cristal
contemplo el cielo por un instante
me digo;
hoy podre lavarme el cabello afuera.
En menos de un pestañeo
empiezo a diluviar.
Sera otro día donde
mi cuerpo llora silente.
Sentarme en el patio
para poder lavarme la cabeza.
Algo tan cotidiano
es dolido para mí.
La lluvia acaricio mis carnes al aire
porque como quiera me bañe
a la intemperie en mi silla de metal
con el bastón al lado y de unas cuantas
cámaras de seguridad grabando el entorno.
Al final, solo quedaré en la memoria
de otro dispositivo.

Todo esta bien.

Fotos y voz de David Martin Vidal

Existen historias que se inter~conectan quieras o no.
El sendero no tiene prisa por ser descubierto y nuestros pasos se han ido aflojando.
Contemplación hacia fuera, por primera vez admiración hacia adentro.
Estas dos palabras se hacen el amor…, cientos de mariposas pueden hacer el vuelo.
Aunque sólo una se posará sobre ti…, eso es bendición de vida.
Esa es la esencia que te atraviesa, la grandeza que seduce tus adentros.
Porque al final todo eso que contemplas eres tú… enunciando los cambios.
Afuera y adentro todo está bien… está rico sentirse así…no necesitas nada solo estar.

Fotos y voz de David Martin Vidal

Escrito por Aileen

Con La Estrofa Abierta ((Educar))

Educas todo el tiempo.
La educación no es solo para los hijos que engendraste.
Ni tan si quiera es algo que caduca después de cierta edad.
Nos educamos y aprendemos de todos…
Nos empeñamos en creer que solo los niños pueden tener accesibilidad a la educación, cuando la realidad es que a cualquier edad se aprende.
La disposición no solo puede estar al servicio en las aulas escolares o a cargo de docentes y padres.
Como sociedad nos pertenecemos, podemos dar esos pequeños trazos, que indiquen ruta.
Todo ser humano tiene algo que aprender y si hurgamos en sus adentros de seguro algo que compartir.
Dejemos de catalogar a las personas, creyendo que unos son más valiosos que otros.
Ellos, tú y nosotros existe, co~creemos juntos.
El aprendizaje nunca termina y la educación no pertenece solo a un solo sector.
Abraza la sabiduría que te habita, comparte, enriquece al que te acompaña en el camino, y practica la escucha activa te sorprenderás.

(c) – ~Forever Aileen~