•…afuera hay vida•

•~…la vida siempre se abre paso… en donde menos te lo espera habita la vida… aunque esté complicado hay vida fluyendo. Hay vida latiendo… nuevos retoños… con sensibilidad extrema deja que la vida te penetre. No sabemos cuánto durará, respira, y déjate sentir. Observa la naturaleza aunque sea por medio de un cristal… todo resurge y sino fuera así al menos te quedaste con la esperanza en el espíritu. ~•

•Me quiero mi amor•

Últimamente tengo buenísimas compañías y una de ellas esté libro “Me quiero mi amor sin mí no soy nada” de ~Laura Albiol~

Ella junto con sus letras son una maravilla tiene un gran mensaje en sus textos. Una Magia para su arte, y unas frases que se tatúan en el mismo centro de donde nacen los latidos. Muy recomendable, su belleza para hilar reflexiones y mover la energía.

•Detalles•

Un detalle que energizó mi existencia, ella conoce mi historia y estando lejos hemos cruzado los lazos de hermandad.
Hecho de sus manos con una historia en cada detalle. El Forever Aileen porque sabe que significó mucho, el verde aparte de ser mi color favorito, lo hizo con una camisa de su hijo que nos ha unido en cada latido de vida intenso que cruza. Donde sabe que al otro lado hay oídos y palabras de aliento para ellos. En el bordado sin duda puso su energía. Y al pintar flores sabiendo que somos tan de elementos.
Sus manos tejen grandezas, su energía es sutil aunque resiste tempestades. su dedicatoria es tan intensa y delicada. Mi gratitud y sabes que aquí se escribirá una historia muy auténtica. Que compartiremos. Quizás sea la libreta viajera. ¡Gracias Silvia!

•Bendita•

Incertidumbre me has enseñado a que el cambio aunque duela es beneficioso.
Le perdí la rabia a la vida, a la multitud, a los encuentros no deseados, y descubrí que allí también había sabiduría.
Andé sin fe en la divinidad, eso me devastó, pero me desperté con la esperanza en la humanidad.
Volví al respiro, a la tierra, a los elementos, a la gratitud, a rendirme cuando no hay propósito por el cual luchar.
Le bajé a la ansiedad, me desperté sonriente, hay días que vuelve todo lo temido, entonces reconozco, acepto, espero…, porque eso también pasará y llegará la bendición.