•Llama de mujer•

Brisa sutil, alza el borde
de su falda,
haciéndola estremecer.

Sublime roce, despierta ternura.

El susurro del mar,
 le hace temblar…

Despertando corrientes,
magma interior,
emerge de las entrañas.

Destellos de su alma
gira en su orbe.

Transpiran vida;
lealtad; fuerza y amor…

La llama de una Mujer es
un fontanal de divinidad e inspiración…

Caudal libre de espontaneidad.

 

2015


•Llama de mujer• –
(c) –
~Forever Aileen~

•Gigante miserable•

Desentonada en la esquina
acorralada golpeada por sus neuronas.

Alza la mano pidiendo una dosis más,
mientras el gigante le pisa parte de su cuerpo.

Atropellada intenta gritar, aullarle a la luna llena
 con todas las ancestras enjauladas en el pecho.

Pide una noble petición que la dejen vivir…

El intestino es una serpiente envenenada
que la retuerce contra sí misma.

No hay cántico celestial,
ni calderos de brujas que le salven.

Tiene sangrando las vísceras,
el cuerpo mal oliente.

Los ojos se le van apagando día con día…,
las palabras no brotan de una lengua llena de miseria.

Los riñones hicieron un pacto
con los gusanos que salen del hígado.

Serán los próximos en ser exterminados,
adentro los órganos se están peleando los turnos.

Saben que mientras más dure la tortura
más triste será el final…

•Vetusto•

Se derriten las escarchas de tu ser.

No tengo el frío que necesitas para mantenerte a salvo.

Mis vientos cálidos deshacen tu cuerpo,

prendo el fuego que te hace enfurecer.

Te vuelves espeso, ardes en ácido…

toda tu nieve cae derretida.

Sedienta de ti, voy bebiendo…

Avivando a la hembra salvaje

relamo tus espacios.

Te voy matando sin intención,

solo por el gusto de tener tu ancho filo dentro de mí…

Pese a que llegues como líquido rancio.


•Vetusto• –
(c) –
~Forever Aileen~

•Selvática•

Estrujada…, revolcándose sobre las hojas secas.

Rodeada de raíces enormes con el cuenco derramado.

El reflejo de la luna sobre el agua…

Salvia prendida ahuyentando las energías de los extraños seres.

Las miradas de los hambrientos brillan, igual que las pupilas de los búhos.

Se revuelca salvaje sobre el tallo del tronco doblado.

Toma de la copa, roza el hongo con sus labios…, lo humedece.

Inhala del humo…, gime un poco más bravía que ayer.

Columpia sus anhelos con la ventolera que despeina su melena, y a la misma vez la posee.

El ritual de la noche termina con el éxtasis de los pájaros cantando, picoteando de sus pezones ya despiertos.


•Selvática• –
(c) –
~Forever Aileen~

•Queriendo el arte•

Señalada por amar el arte.

… vagando en nubes sin volar,

navegando sin agua, al son de las letras.

Aquí declarada muerta de hambre…

Con muchas ansias de conocer.

Motivada por los pinceles,

aunque todavía no se humedecen

en la pintura.

Lo que si tengo es fulgor en entrañas,

y un espíritu danzando entre colinas,

respirando del artista.

~…musitar~

“No puedo hablar con mi voz sino con mis voces”. ~ Alejandra Pizarnik

 

3B1D30B1-C0E1-4035-813F-E0A629DA6B54.jpeg

Un tumulto de corcheas,
y semicorcheas aletean
con el viento que azota
la cordillera.
(. . .)
Las laderas trascienden
el canto que entonan
con su gruñido.
 (. . .)
El río clama por las raíces
que se anidaron en la cima.
(. . .)
Gaia está despierta
crujiendo sus vaivenes
con la Diosa Selene.
(. . .)
Los druidas hacen silencio
con sus rituales,
las ninfas acompañan
el gemido de las notas.
(. . .)
Todos los seres habitando
las esferas, sintiendo la vibración.
(. . . )
mis voces ardiendo en el centro…,
allí donde puedo musitar mis versos.