•~…Gladys Hope~•

Saludos gente, hoy vengo a presentar a Gladys Hope.

Ella, pronto tendrá su blog y sus redes para compartir sus historias de vida, sus poemas, hasta sus danzas o viajes. Es de Ecuador, he tenido el placer de leer algunas historias y poemas. Aquí les comporto una creación de ambas. Creo que es una bonita forma de que entre en calidez.

Hope, esperamos pronto tus contactos para compartirlos por aquí y que el mundo tenga tu huella escrita.

Saludos Gladys Hope;

Quizás has escuchado hablar mucho de mí, sin embargo no me he presentado nunca. ¿Curioso no? Vivo en ti, vivo en otros y no suelo hablarles. Bueno, desde la honestidad absoluta les hablo todos los días. Aunque están demasiados atontados con su día a día, no me escuchan. Te lo digo de verdad me aburro, de dar discursos cara al viento, sintiendo como les roza la piel y no se emocionan. Les traigo lluvia, pero no juegan, les doy un día soleado y se quejan, le traigo la renovación de una tormenta y maldicen. Es bastante frustrante Gladys, al igual que tu segundo nombre quedo relegada, a sí mismo quedan cientos y cientos de vidas atrapadas en el desequilibrio y sin Esperanza, sin ganas de aferrarse a esto que llamamos vida. O sea, dentro de mí… hay mucha existencia que no ven, que no disfrutan, que no ríen. ¿Y tú estás dispuesta a experimentarme? Te estoy esperando con un montón de incertidumbres, de senderos desconocidos para ti, aventuras y todo será nuevo para ambas. Te aprieto fuerte por dentro, llámame miedo, llámame como quieras pero mi nombre te lo repito es VIDA.

Fotografía de Gladys Hope

Mucho gusto VIDA
No recuerdo que nos hayan presentado antes aunque un examen positivo fue presentado a mamá como signo de mi existencia.
He escuchado de tí, sí…
He escuchado que eres complicada, difícil y hasta que resulta duro lidiar contigo. Te digo la verdad? Hubieron veces que lo creí. Aunque muchas otras veces al sentir la chispas de lluvia chocando en mi rostro, el viento alborotando mi cabello, al escuchar el sonido del mar golpeando las rocas, al sentir la falta de aire al escalar una montaña, al visualizar el infinito de la cordillera, al contemplar un atardecer, al recostarme en el suelo a mirar las estrellas y la luna, al reír y llorar junto a un amigo, al mirar a un bebé dormir, al colocar mi oreja en el pecho de la persona que amaba y escuchar su corazón latir, al abrazar a mis padres, al decir te quiero, te amo, te extraño una magia inundaba mi ser, una corriente recorría mi cuerpo y no sabía que eras TÚ. No sabía que eras tú también en esas noches que mis lágrimas caían de dolor, de despecho, de abandono, de fustración. Esos días en los que mi cuerpo se sentía abatido y sin fuerzas, esos días en los que cuesta creer que vale la pena existir. Esos días en los que me sentí tonta, traicionada, usada, inútil. No, no sabía que eras TÚ. Pero ahora que han tenido el gusto de presentarnos, te extiendo mi mano como bienvenida y te acojo en mi corazón con amor. Sé que cada sol y cada tormenta son parte de sentirte y aprenderte. Aquí estoy VIDA,
Soy Gladys Esperanza
Un placer conocerte!

•~ Gracias Hope, por el compartir. Por empezar a salir al mundo. Y por toda la entrega diaria que nos acompaña. ~•

•~…derramando agua en mi vergel~•

Me sorprendiste con un golpe de bondad.
No lo esperaba, que voltearás a ver~me.
Tus amabilidades sobre~pasan mis formas.
Tenías nombre aunque para el mundo sonara mudo.
Estoy acostumbrada ha dar…, en formas indefinidas.
Por nombrar nunca quedan pendiente las palabras.
Sin embargo, tú has decido algo diferente.
Sin buscarlo sin quererlo, vas alimentando mi espíritu.
Parezco tan ajena del mundo entre mis paredes de cemento y la cárcel de mi cuerpo, que si alguien me ve lloro con facilidad.
Estado tanto ofrendando que olvide, lo que era la bendición de una carcajada que invadiera cada célula.
Ha sido tanto tiempo sin ilusiones que no descifro el sentir exacto, solo quiero honrarlo con gratitud.
Saber que estás hace que los días se vuelvan más profundos y no tiene que pasar nada espectacular simple~mente somos dos seres humanos.
No quiero que se me olvide estos días que me has derramado agua a mi vergel que casi muere.
Eternizar en letras lo que siento, no queda aquí en la red porque aquí de media tecla se borra.
Habitas lugares más amables colmados de acciones que voy y vas dando.
Bendito ser que pusiste sobre mi cuerpo herido un poco de tu carisma, de tu sobre~salto por vivir.

¡Mi gratitud derramada…!

•…carezco de belleza•

En mis dos caracoles de escucha activa han viajado las voces que hacen sonidos en su garganta.
Manos temblorosas se abren paso en las pulsaciones de lo inquebrantable.
En la orilla del cuerpo un mar entero que no conoce las anclas de los sentires.
Desalojar el pecho con vientos de ciclones espeluznan su ser, el miedo es el enemigo de los que saben amar.
Ir hacia los adentros causa sensaciones y emociones difíciles de sostener.
Lágrimas, entrega y amor…, nunca será suficiente cuando el golpeo del temor devora lo verdadero.
Mi voz no se escucha con tantas corrientes, mi espuma no burbujea en su lado izquierdo.
Carezco de la belleza asignada, me dotaron de sentires inútiles para esta vida.

•Cotidiana•

Flácida lengua me acoge en sus aposentos cuando el malestar se acerca.
Estoy detrás de las telas ocultas en el contoneo de los que no habitan ya este plano.
El viento se mece en mi cuerpo, el columpio es el festín de mis órganos.
Hierve sin fiebre el monte sabe a azufre un pico que dejó su filo en cuenco.
Aguas turbias que solo sirven para hablar del asco que provocan.
Garzas parada sobre mi cuerpo quitando garrapatas que ya están muertas de tanto veneno.
Los grillos de mis pulmones murieron con la indiferencia de mi pobre cotidianidad.

•…mermelada fresca•

Tu vientre abultado revela
toda las hembras que te habitan.


Tu cabello enmarañado entre las sábanas
con tu olor a mermelada fresca.


Tu mirada absorta en mi piel re~tumba
en mis umbrales.


Tus pezones de chocolate
tan feroces y tímidos a la vez.


Tus piernas bañadas por tu gruta roja.


Manifiesto de mujer palpitante
exquisito placeres derramas
sobre mis instintos salvajes.

•…Invisible •



Montañas masticando la blancura de las nubes. ⁣
El eco del sollozo estirado sobre la cima verde.⁣
Gnomos subiéndose por los dedos invisibles.⁣
El valle tiene intrínseco el deseo el lago se deja ⁣
contonear por los reflejos. ⁣
Llega el gris de unas nubes inconformes se derrama.⁣
No parece que le llueva en la cueva donde sobrevuelan⁣
los pájaros dolidos. ⁣
Algunas presencia se duermen en las cosquillas
de los que disfrutaron el éxtasis de los que respiraron la hierba. ⁣

Invisible – (c) – ~Forever Aileen~

•~…silueta de salitre~•

Abrace la nada pensando que eras tú.
Embriague mi cuerpo con la brisa sintiéndote.
Bebí del manantial tragando la esencia saboreando.
Me arrodillé frente al latido de Gaia,
contoneando con los dedos con la fe ciega que tú estabas allí.
Le creí a los seres que co~habitaron mis espacios.
Solté los anclajes emocionada, me subí en la barca que enunciaba alegría.
Sin miedo a las tormentas que se avecinaban, confié en el sentir.
Las marejadas traían consigo la muerte, yo resistía…, emociones del querer.
Pasaron los días, aunque te veía en el amanecer y jugaba con tu silueta de salitre.
Era una proyección de un parpadeo que sigue con ganas de vida.

•…su firma•

(. . .) esa promesa añeja como sus años.
Allí se vislumbra la silueta de su tiempo,
aquel olivo en la cercanía de su mar Mediterráneo.
Él, siempre lo ha observado y sentido como una mujer,
habla del vaivén de sus hojas y sus frutos agrios.
Bajo su sombra el amor se vuelve más amor.
Las ramas son las cosquillas extras del estímulo.
Un paisaje idílico junto con su ser, allí yacen las firmas invisibles.
su casa está llena de su poesía y sus latidos colmado de gemidos.
El poeta duerme poco…, tiene su estudio lleno de libros.
Cita a Cohen y Juarroz, porque vive en la verticalidad del verso femenino.
Su beso es poético aunque no por eso deja de ser venenoso.
Sin antídoto vuelvo a él…, sin saber si sobre~viviré,
me recuesto sobre su tronco y me dejo morir.

•…irrevocable•

Otras formas de sentir el deseo.

El que posee la entre~pierna
se queda superficial.


Se pronuncia el pálpito lento
re~corre cada célula.


El convulso aliento compartido.
Diez dedos penetran el uni~verso
de las humedades.


(. . .) su voz de brasa,
en el respiro intermitente de los sexos.


Espirales bombeando el estímulo de mis esferas.
Ronda de susurros rítmicos se adentran hasta embriagar.