~Órbita Celeste~

Tiemblan mis entrañas.
Los ruidos del uni~verso,
zumban haciendo eco
en mis vacíos existenciales.
Estelas brillantes, rodean
mis curvas, viajan en fuego;
hasta que hacen contacto
con mi Ser.
El agua de mis adentro
un constante derrame.
Esparciendo esferas
que se desvanecen…
~((Des~ple~gan))~
Globos de helio, que se pegan
al techo de mi habitación fría.
Se revientan con mis rabias..
Y mi voz, se vuelve aún más
extraña…
Respiro el absurdo instante,
desorbitado de mi mundo
lleno de dudas…
Un cuerpo Celeste vagando
en mis turbulentos sentires;
muero en el intento de agarrar~me
a lo Eterno….
~Efímera quimera~.
Y le digo a mi corazón,
no llores, las lágrimas nunca
traen a los seres inter~galácticos.
No te lamentes, tonta…
Todo se acaba.
No te aferres que nadie te abrazará
la herida…
No maldigas, lo que no puedes cambiar,
que aceleras las partículas y la destrucción.
Concéntra~te, da vuelta dentro
de la órbita correcta, y vuelve…
¡Al Amor! 
~Aileen~

•El Diario de Reena•

Le daban tres franjas de luz
sobre sus pezones.
Sus cachetes rojizos
llenos de pequeñas pecas.
La comisura de sus labios
invitación constante.
La curva de sus caderas perfecta,
entonan el acorde con el que soñaba
en mis noches.
Su vientre un vergel florido,
su ombligo perfecta oscuridad
que conduce hacia su centro amoroso.
Entrecierra los ojos,
me besa las heridas,
arqueo mi espalda.
~Ofrenda del respiro~.
Benditas manos femeninas
que quitan el llanto del tiempo,
del desprecio, y la miseria de mis adentros.

~Sin acongojar~

Nombró siete veces
los juramentos.
Librando la vulnerabilidad
que tambaleaba su existencia.
Tenía la opción
de cruzar el portal o quedarse.
Permaneció inmóvil
al percibir un mundo sensible.
Estuvo allí,
observando el cruce de las almas.
Inmune a los gritos desesperados.
Cerró los ojos
murmuró extraño lenguaje.
Se aquietó
el aullido de los vivos.
(. . .)
Y los espíritus
volvieron a yacer en la quietud.

~La brasa del tambor~

El ritmo del tambor ancestral
retumba el pecho del mestizo.
Los cuerpos danzando
la intensidad del viaje astral.
Los amantes tienen el fulgor
en la sangre…
Ellos, se adentran al contacto
son tempestades de tormenta tropical.
Sumergen sus delirios,
caen sus sudores sincronizados.
El éxtasis se manifiesta
en cada criatura viva.
Danzan las alas de las aves.
Y los enamorados
terminan su acto celestial.

~Trance… oye…tú~

Registrado 2 de julio de 2019 a las 1;59 am
Le escribo al desierto allí
donde está la leyenda de las escaleras al cielo.
Sólo tú…
como llamarte por tu nombre
o como ente, para mantener tu anonimato.
Sí,
(. ..)
tú,
sabes cuantas veces
he subido las escaleras al cielo.
Con carencias propias,
con creencias ajenas.
Con gigantes expectativas
¿por qué no?
Quién hizo las reglas de la vida
“unos Dioses” o unos lacayos condenados.
Los que se arrastran
los llaman gusano
y los que doblan las rodillas
¿cómo se les dice?
(. . .)
¿cultivadores de Fe?
Oye,
tú ente que aún me visitas
entre tantos espíritus…
¿para qué me inquietas?
Oye,
tú te llamaría por tu nombre
porque lo tuyo y lo mío es familiar.
Dejé de doblar rodillas para súplicas,
y puse la energía en acción…
Oye,
tú, le envías “aishiteru” desde el otro lado.
Que grande es el amor que perdura,
más allá de la vida
y aún así resopla en los oídos del canal…
Sigo siendo el “puente”
aunque reniegue,
y voltee las noches
a las tres de la mañana para bendecir.

~…turbulencia en el alma~

Sus huesos crujen

y mi esencia se va disolviendo.

El instante es perturbador,

es como andar adentro…

Entre los tumultos de su ser acongojado.

Agonía, temor, lágrimas silentes.

Se estrujan en el quejido de su pecho.

(. . . )

Turbulencias se han roto los hechizos.

No alcanzan las bendiciones, ni los rezos.

No comulgaron los seres celestiales.

Ni quisieron obrar el milagro.

Queman mi espíritu con este infortunio.

Crueldades del creador…

Arremete voraz, y salvaje.

 

~Aileen~

~…mi tronco tiene tu huella.~

18 de junio de 2019.

….en sala de espera del centro de salud mental, veo un e~mail…, agradecí estar allí… sino fuera así difícil hubiera sido gestionarlo…, luego de leerlo…,escribí…

(. . .)

Tanto tiempo sin ti.

¿Cuánto estuve esperando?

…aunque fuera una palabra.

Llevé meses pensando

si de alguna forma

positiva me recordabas.

Si no fui…, solo una

inspiración falsa.

Al final…, me rendí…

Aunque, tú sí vivías en mí.

Hoy, veo tus escasas letras,

sacando menos de un minuto.

Y no sé…, si dices mucho con tan poco.

Sabes que pudiste quedar en silencio,

como inerte en mi tiempo.

Igual que cuando decidiste deshojarte,

solo para mi….

Permítete fluir con el viento

que la lluvia te unja y bendiga.

Sigue creando nuevos retoños

por la existencia, mientras la vida te lo permita.

Ahora,

solo puedo mirar tierra adentro

donde evidentemente

hay semillas y frutos tuyos,

la resguardaré con infinita gratitud

y amor…

Mi tronco tiene mucho escrito

de los momentos en que rozaste todo mi interior.

Solo que ahora no puedo acobijar.

Porque la última vez, que podaste mis ramas

quede derramando savia, y aunque

mi tronco gritó tu nombre,

y por tu presencia lo ignoraste.

Dolió hasta lo más profundo

me deshice por completo.

Al punto que mis ramas

no retoñaban nada de mi esencia.

Fueron meses sin sombra

que me protegiera del sol,

sin hojas que me ayudarán contra la lluvia.

Fue mucho tiempo temblando por tu ausencia.

Hasta el punto de perder la fe en otros.

Morí demasiadas noches

en las que me tenían que sedar,

muchas noches en las cuales llegaba el amanecer,

y no podía despertar.

 

~~~~~~~

•…siempre te desearé lo mejor, en mi habita mucho de ti, de alguna forma eso te eterniza al menos mientras yo resista en la vida.•

~~~~~~~

PD. En el trabajo que hace la profesional conmigo, me deja llevar mucho o sacar mis escritos… así que ella escucho estas líneas y como le había comentado en varias ocasiones que necesitaba cerrar ese sentir tan herido, me respondió necesitas darle un final muy al estilo de Aileen, y añadió; este escrito inesperado es un buen comienzo. También una serie de consejos muy valiosos los cuales no esperaba del sector de salud mental. Que tienen que ver mucho sobre los momentos equívocos, sin embargo con tanta sensibilidad que me parece increíble.

Escrito y fotografía por ~Aileen~