•Des~colgados•

…ahora, que suenan los teléfonos
y el tiempo parece que les sobra.
Se vuelven a olvidar de los silencios.
Del poder que da escuchar el aguacero
que rompe al otro lado de la ventana.
Los segundos se los comen en la data,
como si fueran ilimitado los recursos.
Falta un apagón masivo, a ver si así
se recuestan con su sombra y dejan
que el miedo les cante nanas…
Quizás así se les despierte el espíritu,
el hambre de conocerse y la consciencia

•Sentires Espirituales•

Espirales y respiros.
Unidos por sus latidos
el pálpito de lo efímero.


Un suspiro aletargado
se despierta en un pecho
inquieto…, que ruge amor.


Siete notas musicales,
se incrustan en su alma.
Siete colores ruedan
por su columna.


Siete espíritus le conectan
con la energía esencia
de su existencia.


En los cuatro punto
cardinales elementos vivos.


Al otro lado de la calle
se escuchan cantos celestiales y las risas de las personas.

Ser parte de…

Verso…,
no te conozco como quisiera,
quizás algunas veces nos hemos cruzado.

Muchas veces he sentido que me penetras
las entrañas al compás del vaivén del mar.

Poesía…,
tus métricas me han roto los esquemas,
en ocasiones tu sensualidad
me envuelve desenredándome
la melena con el viento.

Haiku…,
medito en tus elementos,
la brasa de tus líneas cortas
enciende mi hoguera.

Poetas…,
de los mundos oníricos,
insaciables buscadores de múlti~galaxias.
Sus manos de tinta embriagan mi sexo de pasión.

Sé que no te conozco del todo,
pero en mi uni~verso me siento parte de ti.

Nací con el propósito de honrarte,
y apretar mi pluma hasta que mi sangre
se vuelva parte de tu vuelo infinito.

Ser parte de… – (c) – ~Forever Aileen~

Aún nos quedan gestos…

Ahora…,
muchos conocerán la mirada distante
de lo que es observar la vida desde una ventana.
Ahora…,
sentirán lo que es vivir el encierro,
no, no se equivoquen, no me alegro.
Sólo les observo,
contemplo la desesperación,
esa incertidumbre que llega con los cambios repentinos.
Escucho el sollozo del miedo que recorre por las almas.
Ahora…,
escuchan al vecino,
se dan cuentan que allí habitaba otro ser…,
con pasiones, con el grito desenfrenado,
con el abrazo solidario a las cuerdas de su guitarra.
Todos en este momentos estamos en el mismo filo…,
me pregunto si con desearle solamente el bien,
sentirán alivio o si llegarán a conocer la oscuridad de su esencia.
No puedo saberlo,
solo espero que sus espíritus estén bien nutridos.
Que no se saturen el cerebro,
que las neuronas encuentre la forma de hacerles el amor.
Ojalá…,
no tengan que sufrir desquicio,
ni el hambre, ni la muerte repentina de seres queridos.
Ojalá…,
no se pierdan en su propio cuerpo,
y puedan ver que por cualquier rendija podría verse el sol,
aunque sea sacando la mano con un espejo.
Ojalá…,
se les agudicen los sentires.
No olviden que una sonrisa se ve a distancia,
que un gesto con la mano es muestra de solidaridad,
que con las miradas también se reparte calidez y energía.

Aún nos quedan gestos… – (c) – ~Forever Aileen~

•…fuero•

No quiero que se me suban las hormigas.

Si tengo las piernas abiertas es porque estoy sobre el tronco…

No porque espere el desfile de hormigas avanzando a mi vientre.

Me gusta sentir las cosquillas en mis adentros, y el fuego ardiendo en las entrañas de mis pertenencias más íntimas.

Lo que no quiero es que me coman más pedazos por más corroídos que estén.

Me late la atmósfera de mis mundos paralelos.

Se sobre~vienen el derrumbe de mis puntos cardinales.

(. . .)

Espero con quietud, el terremoto que hará de mi mar, un tsunami.

~Fuero~ – (c) – Aileen Rivera Lasso