desarrollo personal,  escrito,  Forever Aileen

•~…colgando peso.~•

Es más fácil cuando vuelvo a la humildad, cuando dejo que el amor me penetre y haga de mis estados uno más de consciencia y expansión.
He ido colgando parte de mi armadura, solté las ganas de ganar.
Renuncié a traer los bolsillos llenos de expectativa.
Me quite medio aprendizaje que traía incrustado, abandoné la constancia hacia ser débil o fuerte.
Encontré otros motivos, otras sin~razones más exquisitas cuando contemplo.
Cuando aguardo en silencio, en ese instante donde todos quieren gritar y yo solo quiero escuchar.
Baje mi ego espiritual, lo puse andar conmigo entre la multitud inquieta.
Me he paseado por los pasillos donde la muerte es la grandeza.
Hago reverencia a otro ser vivo porque acepte que más que un igual me trae ofrenda.
El día que me puse de pie no fue fácil, decidí que el otro no merecía mi miseria que mejor le ofrendaría; mi alegría, paz, cariño y tiempo.
La fragilidad del espíritu ha crecido como enredadera de amor y cada día se vuelve más inmensa es una red de tejidos muy vulnerables.
La certeza se siente en el cuerpo no en la mente, la cabeza es un laberinto de ecos turbios.
Gracias a la cura de humildad y amor por encausar mis pasos hacia otro sendero.

•~ Aileen

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: