Forever Aileen

•~…mi estela.~•

Gloria;

…siempre he querido saber de ti. Me he sentido curiosa por saber cómo era tu aroma, cómo hablabas, como seria tu mirada. Lo único que sé es que eras una mujer alta como yo, que tenias el cabello de negro azabache. Me han prometidos fotografías tuyas, sin embargo, ninguna ha llegado a mis manos. La familia no sabe contestar el tumulto de preguntas porque te fuiste muy rápido. Además, hablar de suicidio siempre es un tabú, una condena que cada cual lo vive desde su desdicha. A veces me pregunto si todo lo que he sentido, también estuvo en tu interior, solo que sin ayudas. Si ahora sigue siendo tabú lo psicológico, no imagino en tu tiempo. También ahora muchas personas creen que la corriente de arreglarlo todo con la realidad neutra, con una desconexión entre el alma de los seres, y un espacio vacío que se rellena con cuatro líneas positivas. Nunca tendré respuestas, nunca conoceré tu rostro. Ahora solo puedo re~crearte, una vida distinta en mis sentires.

Si te llamara abuela;

Si me hubieras conocido de seguro el calor de mi cuerpo te hubiera traído un poco de abrigo. Mi amor que todo lo devora te hubiera llevado a las sonrisas, las impaciencias de mis preguntas constantes, de mi tacto embriagante. Cuando te pienso intento sentirme conectada con el espíritu de tu ser, sin tener la certeza de que eso signifique, yo te magnífico en mí. Te glorifico como tu nombre…, como una vida que no merece ser olvidada. Me arrullo con el susurro de mi sollozo estremecida. Cuando estoy en la oscuridad absoluta te nombro, por si acaso eso me rescata o rescata algo de lo que aquí viviste. No romantizo el suicidio. Siento que la vida es muy valiosa, aunque muchas épocas lo he contemplado por mis dolores físicos. En lo que creo es en la eutanasia, pero eso es otro tema.

Quiero enrollarme tu pelo de fantasía en mis manos temblorosas, quiero jugar con mis dedos en tu rostro, sentirte estremecer, escuchar tu voz. Sacarte del mutismo que te mantuvo lejos de tu nieta, tengo sed de ti. No puedo ir a llenarme en ningún lugar de tu presencia, así que beso tu ausencia, acaricio un cuerpo invisible te amo entre los pálpitos de mi latido. Escucho el trote de mi respiración observo cómo aparece la luna en el cielo juego con las siluetas de las estrellas. Tu pelo se vuelve gris al igual que la luz de la luna. Eres mi estela perdida en una multi~galaxia desde aquí mantengo mi asombro, mis nervios y la eterna sensación de lo desconocido.

7 Comentarios

  • Úrsula G. Romero

    Por algún motivo que desconozco tus entradas no me aparecen ya en el lector de WordPress, de hecho pensaba que no estabas publicando. Ahora he llegado a ti pulsando en el avatar del comentario que me dejaste hace poco. Un abrazo, Aileen

    • foreveraileen

      •~…sí, Ursula
      Es que moví mi blog de los servidores de WordPress a un hosting, y no sabía que pasaría esa consecuencia qué la gente que me seguía o yo seguía me desaparecerían del lector. Así que poco a poco los he ido encontrando y supongo que con el tiempo me encontrarán si les da curiosidad. Ja’… Gracias por decirme, porque ahora sé que no le aparezco a nadie que es como volver a empezar aunque hice migrar el blog no sé porque eso no funciona. Tampoco estuve mucho por acá por el blog. ¡Cariños y Buenas energías!🍃🌱✨🎋🧠👣

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: