~versos libres~,  escrito

•Rebeca II•

Ella, no quiere que diga más “maldita y rota” aunque mis grietas le parecen poéticas.
Dice: -eso ya pasó, que no me lo lleve al espacio tiempo del “ahora”.
Cómo le explicó que si me quito esas palabras de me caen dos pilares.
Cuatro tornillos sostienen la columna y una cajita de muerto separa el espacio de vértebra y vértebra.
Si el amor fuera hechizo consagrado a la bendiciones corporales ya me podrían declarar sana.
Ella, siempre oscila con los ramilletes de su corazón y la abundancia de su espíritu noble.
Rebeca, no conoces los límites…, trae a su sacerdotisa en el margen, la invita a hurgar más adentro eso la hace insaciable.
Deja una nota cómica sobre la camilla diciendo menos mal, que el péndulo anoche no reventó.

•Rebeca II• – (c) – ~Forever Aileen~

2 Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: