•~…años más tardes~•

…más allá de una pantalla, y de casi dos décadas de complicidad. Cuando parecía que todo lo oscuro atravesaba mi cuerpo, mi mente, surgieron las oportunidades, y aún arrastrándome bajo un declive médico que no pintaba nada bien. Pude acudir al llamado del corazón, encontrarme con ustedes es concretar el abrazo de esa familia que hicimos por más de quince años de amistad virtual. Saber que su hija lleva mi nombre por el aprecio que siempre han sentido por mí… La alegría y energía de ese instante es lo que somos y seremos por mucho tiempo. Gracias por el calor familiar, por la amistad, por los inolvidables momentos. Y porque cuando las palabras se quedan cortas están las sonrisas, los abrazos, las bromas… y mucho más…!

Con amor,

~Aileen~