~…dejar~se llevar~

Algunas entradas nunca tienen salidas, ni reposo.
Cuando llevas tiempo conociendo el sentir, sabes cuáles son esas sensaciones; es parte de nuestro sistema natural, nuestro ser tiene la inteligencia de seguir o detenerse delante de ese re~clamo. El movimiento de Inter~cambio energético será imparable. Es un río que en cualquier instante puede salirse de su cause e inundar todo. Son esas corrientes vivas que empujan lo que lleva tiempo estancado. Cuando se calma es el reflejo en el cual te puedes mirar. Conoces bien los puntos donde saltarán los peces y los imitarán, las risas inocentes e imparables y algunas llenas de fuerza. Las paradas forzosas, los sentires extremos, la emoción de que la corriente nunca terminen. Es muy fácil dejarse llevar flotar sin salva~vida. No tener la certeza de nada se convierte en el sostén del día a día. De que serviría querer salirse de esta divinidad, si puede ser que en la próxima lluvia nos desborde~mos, y alguno de los dos o ambos quedemos fuera de la delicia de estar empapados.

Un guiño a su ser

En su piel me perdí
cada poro era una nota musical.
Su ser solo quería amor,
su espacio íntimo era un altar en el cual extasiarse.
El calor de su cuerpo era refugio
se anidaban todos los sentires.
Sus ser habitaba la esencia de la sabiduría.
Sus colores eran un festín de ricuras,
como paletas multicolores.
Sus labios un manjar donde se encontraba
la sal y sus aguas dulces.
En la quietud de su respirar
cuando todos duermen le entrego semillas.
Es grato saber que vive, que se pasea por la existencia.
Es bonito sentir que sus huellas siguen.
El eterno bosque y sus árboles te seguirán acompañando.

•…cuerpo frío… Gaia caliente•

Mirada perdida…, el respiro gélido de una tarde nublada.

Silba la palmera esperando, que los cocos resuenen, robando una sonrisa.

El mar hace su bandeó invitando los pies a danzar.

La calidez de la arena arrulla el mimo que añora el corazón.

Es la naturaleza la que posee la sabiduría, para alentar y transformar el espíritu quebrado.

•Melodía de Gaia•

Susurra el viento en el carillón
haciéndole el amor
con su melodioso encanto.
El vaivén de las olas
trae consigo el canto
de las ballenas.
Los chamanes danzan
junto a la hoguera, la llama viva,
el latido excitante.
Se escucha la lira
que hace el bosque
cuando los seres duermen.
Seductora orquesta
nos compone Gaia,
al despedirse el sol.
Colmando el firmamento
de estrellas que se contonean
como los amantes…

•…afuera hay vida•

•~…la vida siempre se abre paso… en donde menos te lo espera habita la vida… aunque esté complicado hay vida fluyendo. Hay vida latiendo… nuevos retoños… con sensibilidad extrema deja que la vida te penetre. No sabemos cuánto durará, respira, y déjate sentir. Observa la naturaleza aunque sea por medio de un cristal… todo resurge y sino fuera así al menos te quedaste con la esperanza en el espíritu. ~•