•…aquí en lo terrenal•

(. . .)

Rendida ante ti, quién lo diría, después de todo somos uno mismo.
Existe un espacio que tú y yo habitamos, es aquí en donde nos respiramos.
Con calma o con furia…, con ropa o sin máscaras.
Nos encontramos siempre a la hora del ocaso.
No puedo evitar sentirme parte de ti… entre tanta tempestades volvemos a brillar.
Miles de granitos de arena y sal tan pequeños e inmensos como tú…, como yo.
Aquí soy libre, en ti soy plena, con el vaivén de las olas y el roce de la espuma que me hace sentir cada latido.
Habitas en el reflejo del Mar, y yo aquí, atada…, aún a lo terrenal.
Sintiéndote, deleitándome con la grandeza de un día más…, bajo tu calidez.

•Entrégate•

Cuando el silencio se apodere

de los espacios dónde solían haber voces.

Cuando el compás sereno

sea el que acurruque las sensaciones.

Cuando el único gemido

sea el susurro de la respiración.

Cuando los latidos de las entrañas,

entonen melodías esperando

la caída del sol.

Cuando el río recorra por la piel,

y los poros sea hagan miel.

Cuando se asome el brío

de la luna y puedas sonreír.

Cuando todos los acordes

despierten los sentidos;

inspira, ofrenda, y abraza el regalo

que te fue concedido.

~Aileen~