•~…su giro me gira~•

Sus ojos no visualizan la luz,

pero su cuerpo sabe donde está el esplendor.

Sus manos consiguen mi excitación,

mis pezones estimulados son leídos,

de la misma forma que hace con el braille.

Su lengua fluida rebosa en sabiduría

e intuición que lo guía en sus ceguera.

Conoce el pálpito de los adentros,

como buen músico,

y como autor conoce las rimas

que nacen en el vaivén.

Su oscuridad no hace más que iluminar,

mi dicha de mujer.

Él se mece como los girasoles,

en busca de la luz más intensa.

~Aileen~