~Con la estrofa abierta~ {el cuerpo}

Un cuerpo nunca está conforme si la realidad que lo rodea lo estremece, lo culpa, lo señala…

Haciendo un taller de escritura íntima, cuanto más me adentro a los estudios, más me rompe. Siempre vi una sola cara de el juicio corporal, una sola fijación quizás por mi propia vivencia como persona obesa. Adentrarse a las lecturas sentir lo disruptivo del género también es complejo. Ver todas las dimensiones de cómo somos los seres humanos, desde donde juzgamos los cuerpos. Toda las cirugías que se vuelven enfermedad, las obsesiones que distorsionan el concepto de la “belleza”. El mundo que se mueve detrás de toda la debilidad psicológica. Es espeluznante… Que mucho como humanos tenemos que abrirnos. Hoy, lo hablaba con la psicóloga todo lo que estamos viviendo, seguimos viendo la miseria del ser humano. La empatía en ocasiones parece irse de paseo, un paseo demasiado largo que se pierde de regreso al cuerpo que alguna vez habitó. Tantas desfiguración mental, tanto misterio recorriendo las cabezas. Cuanto miedo habitando las habitaciones que rugen desesperadas. El cuerpo es un lugar donde se asienta todo la esencia, el cuerpo siente, está ahí/ aquí para ser manifestación, más allá de las “imperfecciones”. Más allá de los años las cicatrices o accidente, si aún algo de ti, está palpitando. Será motivo no para vendarlo, queriendo ser otro ser…, sino para gozarlo, aprovechar que aún estás aquí en tu hoy. No somos la carne con las cuales se comercia, vendiendo las aflicciones para ser una suma más. La intimidad que sostienes en tu piel quiere salir, abrirse camino como lo hace la naturaleza aunque le tiren asfalto, siempre se abre camino.
Vive…, arráigate…, siéntete…, ofrendate a tu existencia.

Madre

Tú…,
me has parido más de una vez.
Y es que en tus ojos yo me veo renacer.
Cuando me estoy desintegrando
entre los tirones y pinchazos de los nervios.
Te miro, mientras me miras,
siento que tu dolor es más grande que el mío.
Que quieres ponerte la capa de súper heroína
y salvarme.
Que quieres absorber,
extraer todo lo que quema en mi cuerpo.
…Pero no se puede,
y aunque no se puede en tus ojos…,
me veo.
El amor en ti, me diluvian las bendiciones
que el creador se negó a darme.
Tú me pariste, y si algo bueno tiene este maldito
quebranto de columna es ver como me traes a la vida una
y otra vez.
Con tu esencia de madre, con el fuego de tu credo,
con la fe y la esperanza que yo no poseo.
Llegas tú y me levantas.


madre
(c)
~Forever Aileen~