• Forever Aileen

    Madre

    Tú…, me has parido más de una vez. Y es que en tus ojos yo me veo renacer. Cuando me estoy desintegrando entre los tirones y pinchazos de los nervios. Te miro, mientras me miras, siento que tu dolor es más grande que el mío. Que quieres ponerte la capa de súper heroína y salvarme. Que quieres absorber, extraer todo lo que quema en mi cuerpo. …Pero no se puede, y aunque no se puede en tus ojos…, me veo. El amor en ti, me diluvian las bendiciones que el creador se negó a darme. Tú me pariste, y si algo bueno tiene este maldito quebranto de columna es ver como…

  • escrito,  Forever Aileen

    •Cuando no me dejo sola…•

    No dejarme sola ha sido una de las más largas transiciones. Suena un poco absurdo sabiendo que siempre necesitamos de nuestro cuerpo, para andar, para sentirnos, pero cuando no sabes llevarlo bien… te dejas sola. Dependes y te pegas a otros como garrapata hambrienta. Hace muy poco tome la decisión de no dejarme sola nunca más…, dejar de necesitar el bastón emocional de otros. Estando en mi posición vulnerable donde son más días que necesito ayuda con mis asuntos físicos es mas difícil… Saber dónde colocar bien esa distancia que no se vuelva dependencia…, esa que termina acribillando al otro y por ende a mí. Hacerme responsable de mis problemas…