•Signo lingüístico•

Enamora los puntos con inteligencia.
Escribe los suspensos en el borde de sus labios,
que destilen los poros.
Usa los signos de interrogación,
para abrir el dique que mueve,
y domina las entrañas.
Recrea el lenguaje del tacto,
en el instante que aparecen los signos de exclamación.
Los versos se desenredan en la curva de las letras viajeras,
sobre la silueta que hacen eternidades en las caderas.
Añade diéresis sin sentir vergüenza,
que cada gemidos sea ungido por un punto
y coma; que enaltezca la pausa celestial.
No finalices sin antes volver a embestir
la lujuria con notoriedad y expresión.

•Selvática•

Estrujada…, revolcándose sobre las hojas secas.

Rodeada de raíces enormes con el cuenco derramado.

El reflejo de la luna sobre el agua…

Salvia prendida ahuyentando las energías de los extraños seres.

Las miradas de los hambrientos brillan, igual que las pupilas de los búhos.

Se revuelca salvaje sobre el tallo del tronco doblado.

Toma de la copa, roza el hongo con sus labios…, lo humedece.

Inhala del humo…, gime un poco más bravía que ayer.

Columpia sus anhelos con la ventolera que despeina su melena, y a la misma vez la posee.

El ritual de la noche termina con el éxtasis de los pájaros cantando, picoteando de sus pezones ya despiertos.


•Selvática• –
(c) –
~Forever Aileen~