•~…muerte inesperada~•

Voy hacia el vacío.
Me entrego a la muerte profunda.
Caminaré sobre las tumbas a oscura.
Me reencontraré con el sollozo de los espíritus.
En medio del cementerio me arrodillaré…
Honraré la vida de los que ya no están.
Suplicaré por los que aún estamos.
Murmuraré los registros de sus almas.
Dormiré bajo la ala del Ángel que decide castigarme.
Apretare mis piernas contra el suelo y mi voz quebrantada irá hacia el cielo de los olvidados.
Cuanta desolación con tantos muertos que somos.
Intenté caminar por los prados llenos de vida.
Los seres celestiales me llevan al cántico del dolor.
Les inter~cambio la melodía.
suplico el suspiros de los piadosos la verdad en los vaivenes de las almas.
No se quieren ir de aquí…, el encuentro con las heridas.
Es la eterna palabra perdida., entrega, vacío, muerte inesperada…
Me gratitud me desprendo hacia un lugar mejor

•Denuncio•

A los que hablan por hablar.
A los que hurgan en la basura ajena
y le dan con eso de comer al siguiente.
A los que usan la voz para inspirar y luego
les gotean las manos por qué el puñal
lo perdieron en otro cuerpo.
Me falta flexibilidad para soltar el juicio
que los encausa en todos los males que denuncio.
Rasguen las guitarras, rompan el pentagrama,
arrojen las maldades con la que embisten
cada actuación.

•…mis muertos•

Quiero ser como la ardilla que se roba las nueces, sin remordimiento.
Ser el hambre que ruge en las llamas de las inquietudes.
Saciar la sed de los Ríos rápidos, terminar en la charca de aguas cristalinas.
Encontrarme con plantas caníbales, que sacuden a los humanos de sus pecados.
Quiero que las raíces me estrangulen el aliento, si me van a llevar al cielo donde habitan mis muertos.

•Cotidiana•

Flácida lengua me acoge en sus aposentos cuando el malestar se acerca.
Estoy detrás de las telas ocultas en el contoneo de los que no habitan ya este plano.
El viento se mece en mi cuerpo, el columpio es el festín de mis órganos.
Hierve sin fiebre el monte sabe a azufre un pico que dejó su filo en cuenco.
Aguas turbias que solo sirven para hablar del asco que provocan.
Garzas parada sobre mi cuerpo quitando garrapatas que ya están muertas de tanto veneno.
Los grillos de mis pulmones murieron con la indiferencia de mi pobre cotidianidad.

•…mermelada fresca•

Tu vientre abultado revela
toda las hembras que te habitan.


Tu cabello enmarañado entre las sábanas
con tu olor a mermelada fresca.


Tu mirada absorta en mi piel re~tumba
en mis umbrales.


Tus pezones de chocolate
tan feroces y tímidos a la vez.


Tus piernas bañadas por tu gruta roja.


Manifiesto de mujer palpitante
exquisito placeres derramas
sobre mis instintos salvajes.

•…Invisible •



Montañas masticando la blancura de las nubes. ⁣
El eco del sollozo estirado sobre la cima verde.⁣
Gnomos subiéndose por los dedos invisibles.⁣
El valle tiene intrínseco el deseo el lago se deja ⁣
contonear por los reflejos. ⁣
Llega el gris de unas nubes inconformes se derrama.⁣
No parece que le llueva en la cueva donde sobrevuelan⁣
los pájaros dolidos. ⁣
Algunas presencia se duermen en las cosquillas
de los que disfrutaron el éxtasis de los que respiraron la hierba. ⁣

Invisible – (c) – ~Forever Aileen~

•~…silueta de salitre~•

Abrace la nada pensando que eras tú.
Embriague mi cuerpo con la brisa sintiéndote.
Bebí del manantial tragando la esencia saboreando.
Me arrodillé frente al latido de Gaia,
contoneando con los dedos con la fe ciega que tú estabas allí.
Le creí a los seres que co~habitaron mis espacios.
Solté los anclajes emocionada, me subí en la barca que enunciaba alegría.
Sin miedo a las tormentas que se avecinaban, confié en el sentir.
Las marejadas traían consigo la muerte, yo resistía…, emociones del querer.
Pasaron los días, aunque te veía en el amanecer y jugaba con tu silueta de salitre.
Era una proyección de un parpadeo que sigue con ganas de vida.

•~…para ti~•


(. . .) ⁣
Dicen…,⁣
que las punzadas enuncian emociones⁣
y sensaciones grandes. ⁣
Cuan inmenso puede ser un espíritu ⁣
que vuelve con la cabeza en el suelo ⁣
y no porque se humille, ⁣
sino por escuchar el llamado ⁣
más exacto que la existencia puede dar.⁣
No siempre te encuentras con la verdad, ⁣
mucho menos con los sentires profundos. ⁣
No siempre tienes el altavoz ⁣
para decir lo que quieres, ⁣
en ocasiones se muerde el bozal ⁣
que hace rabiar hasta sangrar. ⁣
Dar pasos hacia adelante cuando ⁣
estás en tu centro es muy fácil.⁣
Caminar en “zig~zag” es difícil ⁣
cuando el interior se tambalea en el abismo. ⁣
Resbalar y gritar puede ser la opción preferida ⁣
un acto cobarde. ⁣
Bordear el vacío es bastante duro, ⁣
pero cuando tienes que volver por tu propias huellas ⁣
ahi te crujen las verdades, las sensaciones…,⁣
y todo lo conexo que te puso justo en ese latido.⁣
Invade el sentir de honrar el equívoco instante ⁣
que te llevo al frío de tu alma.⁣
No siempre podemos volver, ⁣
no siempre las puntadas entran por los mismos agujeros. ⁣
No siempre la herida se inter~conecta, ⁣
eligiéndose con lo más inmenso que nos habita ⁣
como seres humanos. ⁣
Existe un pálpito escondiendo en la verdad de quienes ⁣
se vieron muy adentro. ⁣
(. . .) desde allí…, ⁣
pueden caer nevadas de piedras, ⁣
lágrimas de fuego, ⁣
bocanadas de suspiros contenidos.⁣
Incertidumbre sobre cielos húmedos ⁣
e intensa niebla.⁣
Árboles secándose aunque todo es humedad…,⁣
un pequeño “click” captado.⁣
Orugas tejiendo tela de arañas.⁣
Aves que suenan como avionetas, ⁣
olas contra las rocas entonan notas de pájaros.⁣
Circulación de un multi~uni~ verso…, ⁣
rendido a la verdad del ser.

•…crujido•

El cuerpo me aviso del próximo tropiezo.
Sentí el crujido en la madrugada
el enunciado que traen los entes.
Aquello que gira en espiral penetrando el esternón.
Circuito en las entrañas de una hembra herida.
Caída, el dolor es inminente…,
recuerdo que justo antes tenía un sueño del océano
con algunos cetáceos jugando,
menos una que se acercó a hacer sonidos angustiosos.
Todos se fueron menos mi cuerpo que se abrazó a ella.
Tenía que sentir que esta vez no moríamos solas.

•~…Trance~•

Es la mitad del silencio que me habita.
Mis entrañas rugen lo que mis labios
no se atreven a expresar.
(. . .)
Soy un paso en el sendero de los peregrinos.
Algunos se agachan a bendecir a Gaia.
Otros se frotan contra las piedras o los árboles.
Siento su tiempo,  y mi tiempo…,
es la brújula que enuncia que tienen que seguir.
…solo a veces, mi savia se derrama en silencio
diciendo: ¡qué~da~te!

Trance registrado a las 12:30 am 10 de diciembre de 2020
~Aileen