~…mutar~

¿Alguna vez has tenido una flor de frente?

¿Cuánto tiempo pasa en que sientas su fragancia?

¿O cuánto tardas en que puedas sentir la fragilidad?

¿Puedes ver el camino que recorre una hormiga con alguna migaja?

¿Podrías describirlo?

¿Sabes como es la mirada de algún ser que aprecias?

¿Podrías hallar si esta dichoso(a) o si la tristeza esta noche le visitó?

¿Podrías describir las grietas de tu edad?

¿Conoces tus poros, tus venas, tus respiraciones agitadas?

¿Sabes? …,partes de ti más allá de lo que refleja tu espejo…, cambiaron.

Mis formas; mis grietas, mis canas, mis poros dilatados, y mi alma han mutado.

Si te detienes a observar bien a los que aprecias también… ¿y tú?

•…antes del invierno•

El olor a otoño me despierta,

abro los ojos allí está la luz del Amanecer;

con sus colores preciosos, rojo, amarillo.

Estelas azules nacen junto a la blancura de las nubes.

Respiro el Aroma de la cosecha de este tiempo, siento la brisa fresca, mi cuerpo sonríe…

Mis labios besan los árboles deshojandose, mis pies danzan al crujido de las hojas.

Cada vez más viva, me aferro a su tallo enroscado mis dedos y mis piernas a sus ramas.

Le palpo, le hablo inspiras mi Alma.

Gime, mi espíritu delante de tanta Sabiduría.

Se comunicas con mi interior, crece dentro de mí.

Soltando mis ataduras… Cada embestida me libra…

Me pierdo en su Salvia, en sus años; con el susurro de los que ya se fuero.

El Otoño se acaba y se impregnará del invierno al cual Sobre~viviré con el Cáliz de la Esencia…!

Defunción

Nunca es la misma ola
la que rompe en la orilla.
(. . .)
En la cascada no habita
la misma agua.
Tampoco es la misma arena
… con el tiempo la roca
se desgasta.
(. . .)
Nuestro cuerpo
… y lo que nos compone
tampoco es lo mismo.
El reloj alimenta el fluir
de la existencia.
(. . .)
El silencio que habita
después de la muerte
estalla en el alma del que
no se permitió corromperse
con el errar de la vida.
(    )
C8E33FEB-7205-457F-A4C1-E9632998EB45

•¿Qué busca el ser humano?•

Será el amor y que le reconozcan.

Re~conocerse te conduce al amor.

Cuando te creces en abundancia del espíritu, se nutre tu cuerpo y todo lo que haces se vuelve esencial.

Adquieres el valor hacia tu persona, y hacia los demás, aprender a verte te hace ver a otros, también el re~conocerte hace que ellos te puedan apreciar.

Se acaba la ceguera colectiva.

Dejar el ruido del exterior ayuda a sentir la bendición del interior, por lo tanto mengua el escándalo emocional.

Se acaba la necesidad, se abre espacio la verdadera intimidad de disfrutarte a solas o junto con el placer de estar en contacto con otros.

El re~conocernos nos presenta la serenidad de poder decir estamos enteros.

No hay mitades, ni nada incompleto, lo que logra que transmitas lo verdadero de ti.

Cuando se acaba el llanto y la angustia, gozas el instante de vida que tienes presente.

Descubrir la totalidad de tu ser con sus bondades; su instantes equívocos, y todo lo que es habitar las “sombras”.

El amor y el re~conocerte se vuelven un ejercicio de bien~estar

~Adoctrinar~

Su quejido retumbaba aunque no se sabe cuanto tiempo estuvo ahí…

Su cuerpo se oxidaba al igual que la propiedad.

El olor que emanaba aquel terrible lugar era a mogote de pantano.

Comía de los insectos que venían a su excremento.

Sus uñas y su pelo había crecido era una enredadera sobre su cuerpo.

Se arrastraba para moverse, dormía encima de lo que alguna vez fueron los armarios.

Aullaba cuando quería expresar algo.

No se le reconocía el sexo, se restregaba contra los que le salvaban.

Su instinto hacía que todo fuera expresiones corporales.

Mordió a los rescatistas, a uno de ellos le hizo daño.

Al sentir el sabor a sangre se le pegó, a comerle a trozos.

Tomaron medidas para detener su comportamiento.

Le drogaron, le bañaron, y le encerraron…, pero esta vez para estudio de la ciencia.

Me pregunto; ¿cuál de los dos encierros fue más peligroso?

•Agudo gemido•

Minúsculo a sí somos, no nos podemos balancear.

Creyendo que los gigantes nos proporcionarán poderío.

Somos elementales nos doblega la necesidad.

El pálpito de la demencia…, corroen lo inconexo.

Las mismas equivocaciones desmemoriado apostando por el auge del momento Sombrío.

Se derrumba, se mueren en las rupturas de una humanidad hambrienta de espiritualidad.

Saciados de soledad.

Cuanto malgasta la tiranía de los dolidos.

Quedaron vencidos el río de sangre corre entre las piernas de los presentes.

No tienen Refugio.

El disparo no suena a música, esta noche empieza una orquesta en secuencia de insomnio, espíritus, y pesadillas.

Para aquel que no se arrodilló antes de atropellar, herir, y matar a su pueblo.

Se escuchan los latidos de una humanidad podrida por las mentiras.

•Salud Mental•

Entretejido oscuro en el cerebro. Por dónde irán las emociones cuando todo quema. ¿Quién mira hacia el lado con indiferencia? ¿Quién saca hoy día los ojos de su ombligo para mirar y mirarse en los ojos del otro? Seres que ríen con el vacío que genera un emoticón en una pantalla, y seres que sufren en la desolación de su silencio. Abandonados, desprestigiados, desprotegidos, anunciando su muerte de cada cinco palabras y aún así… la indiferencia colgada del latido de quien cruza por su frente. La salud mental no es cosa de juego, hay un dicho que se repite mucho y dice así; “quien dice que se va a suicidar no lo hace”. Gran error de todos en asumirlo como una realidad, si es difícil vivir en la melcocha de unos pensamientos negativos, y de las personas que intentan manipular dichas emociones a través del dolor emocional. No significa que debamos olvidar la realidad triste que escuece una mente herida. Los atropellos de una persona con la salud mental deficiente son horrible, y estar dentro de la maraña de emociones y sensaciones tampoco es diferente. He estado ahí, más de una vez… cortando y maltratando mis miserias. Condenando mi cuerpo hasta romperme. He querido irme más veces de este mundo que las que realmente he disfrutado. He subestimado los psicólogos, psiquiatras y profesionales de la salud mental. Le etiqueté un precio muy alto a el decir “necesito ayuda”. Fui más de una vez a buscar ayuda, y salía sintiéndome más vacía y rota de lo que estaba. Encontrar personal con vocación es difícil, pero no imposible…, toqué.., y me cansé muchas veces de decir “no puedo más”. Por suerte no desistí, y aunque nunca se deja de aprender de crecer, y de necesitar ayuda. No debemos limitarnos a ir con profesionales de la salud, y sobretodo poner todo la energía en querer mejorar.

Aunque habrán sombras que se quedarán paseando por la cabeza, hay que aprender a vivir con ellas… ¡Se Puede!

~Forever Aileen~

Gracias a los profesionales de la salud que han trabajado por tantos años conmigo y mis trastornos.•

~Estafa fallida~

Tío Paco, había salido de vacaciones, su costumbre era prestar su casa de campo a la familia. Esta vez no fue su excepción. Fuimos todos a disfrutar de un fin de semana del verano. Solíamos aprovechar para hacer “BBQ”, disfrutar de la piscina, esas tardes espectaculares que se pasan en el campo tropical. Con la caída del sol dorada reflejada en lo alto de la montaña, mientras el viento susurra a cada hoja sobre la vida, el amor y lo que nos depara el próximo día sea lluvioso o brumoso amanecerá para todos. El sol le hace guiños a el bosque, le enuncia la llegada de las estrellas con o sin luna ellas nunca faltan al encuentro. Las aves sobrevuelan buscando ya su refugio nocturno, a lo lejos se escucha los sapos, los grillos, los “coquíes” de nuestra isla. Todo una sincronía musical de la naturaleza. Un deleite que embriaga cada respiro. Allí, todos comparten sus historias, los niños juegan por el campo, la alegría vive engendrada en esas tierras, la armonía se instala en el cuerpo. Tío Paco; siempre llamaba para saber quienes habían ido y cómo se lo estaban pasando, su generosidad era siempre de puertas abiertas. Darlo todo porque nada se iba a llevar cuando se fuera de este mundo. Ese día su voz era diferente, preguntó si todo estaba bien, e insistió. Mili le dijo: sí, todo bien, ¿y por allá? …Hay fue cuando todo empezó a torcerse, Mily acostumbraba a contestar en “modo altavoz”, así que más de uno escuchó. Le dice: recibí una llamada en la que me decían que le pagaron mil dólares por matarme, pero que ellos querían hacer un acuerdo conmigo si le daba dos mil dólares no me mataba. Mily le dio un ataque de histeria, pero a la misma vez le decía Paco deja las bromas… a lo que él respondió: no es broma, es algo muy en serio…, el estafador le dijo que le estaban apuntando desde una de las casas a distancia. Paco, sabiendo que eso sonaba a estafa le dijo: no sé a quién le estarás apuntando, pero yo no estoy allí, puede matarlos a todos. Se volvió un ambiente tenso, pero rápidamente alguien de los que escuchaba la conversación dijo: que era obvio que no estaba allí porque no hablo ni amenazó con la multitud. A fin de cuenta hubiéramos tenido un final “épico”. Eso sí, la estafa no funciona en esta familia.

En otra ocasión a tía Luli le dijeron que me tenían secuestrada, se escuchaba una chica gritando de fondo diciendo tía ayúdame, Luli en su desesperación le preguntó: ¿qué quieren? A lo que el hombre contestó quinientos dólares, rápidamente tía le dijo: a saber qué hizo esa muchacha, y con quien se andará juntando…, quédense con ella.

Otro intento de estafa malogrado, en esta familia te aman…, hasta que pides dinero.

~…mohosa~

…cuando la mece el viento

…susurra el quejido del tiempo.

…si la acaricias sus astillas se deshacen.

…cuando la respiras,

está como enajenada

varada en sus años.

Admirando el horizonte

en el cual navegaba.

…sus caracoles,

sus algas, y sus musgos

…tejen la añoranza de lo que fue su movimiento.

Ahora solo queda la quietud.

Algún día…, la tragará su mar,

y quedarán a flote sus historias.

~Forever Aileen~

•~…desconocido~•

En medio de ciudades colmadas de desconocidos, sin saber dónde está el norte, el sur.

Sin apenas tener la certeza de si voy caminando, gateando, me encuentro desconocida de mí, de todos.

Aferrada a un bastón, a una cámara, a un aparato para caminar.

Con una brisa que no es la caribeña, con un acento que no es el boricua, con un idioma que no es mi fuerte.

Lejos del hogar, de ese olor que me recuerda estás en casa, de esa manera de gritarnos…

Lejos de los placeres de un mar azul, de unas aves conocidas, de un sol que calienta, pero siempre hay brisa tropical, y esos instantes donde el sudor es una melcocha de tanta humedad.

Al otro lado, me esperaban los cactus, un desierto que no me deja de sorprender al ver sentir y palpar su lluvia.

Un calor que te quiebra la garganta de lo seco que se siente el ambiente, un sol que no me pone morena, si no roja.

… de eso que se respira cuando estás distante de todo lo que conoces, crece la incertidumbre, y con ello la adrenalina, las emociones…

Canciones desconocidas se acerca, y las caderas estremecen, sabemos que no muy lejos está el otro sendero.

Sin saber cómo, ni dónde sigo empujando los pies… con gratitud.

~Forever Aileen~