•El arte es un amante•

Mi amante, la llaman vida
se estrecha en mis caderas hambrientas.


Ondea al ritmo de las ráfagas
de las tormentas.


Hurga adentro…, rasga, quema;
aúlla en las paredes de un pálpito perdido.


El arte es un desquiciado
que no finge los orgasmos.


Es de aquí…, es de allá…,
un borracho sin sentido.


Una hookah que todos aspiran
con sabor amaretto.


El sentido de todas las sinrazones,
que viven apretando mi existencia.


El arte es un amante imparable,
que re~surge cuando su voz…,
dice locuras.

•El arte es un amante• – (c) – ~Forever Aileen~

•~Paz interior~ •

Rayos de luz descienden
desde lo más alto hasta la tierra
Habito mi centro en la búsqueda
de mi interior…


Siento como esos destellos se vuelven
cálidos en lo profundo de mi ser.


Ese momento de quietud,
donde mi cuerpo se concentra
con mi ser espiritual.


Serenidad absoluta el instante perfecto
re~encuentro con lo celestial
transmutación hacia lo positivo.


Emanando libertad y paz interior.

20/jul/2012

•~Paz interior~• – (c) – ~Forever Aileen~

• …la esencia•

…recuerdo ese instante impreciso
cuando las cuerdas vocales temblaban
y el piano sonaba de fondo.
Esta no es una historia de amores,
era solo mi cuerpo y mi espíritu
enfrentándose al diagnóstico.
Aunque nada nos vestía de novias,
danzamos aferradas al andador,
como sino hubiera mañana
y porque solo tengo este respiro asegurado.
Tomé un té para brindar por aquellos
que han formado parte de esta historia.
Sabiendo que el olvido es más repentino
que la dicha de sentir el cosquilleo
de habernos conocido.
Me despido con la gratitud,
porque la vida en su hermoso acertijo decidió.
No conocemos lo que nos deparan los días.
Permito que mi ser divague
entre los logros y las derrotas.
Le doy paso al misterio que sobre~cogen
mi esencia.
Con valentía…,
más allá del miedo se que mi espíritu me espera.

•…la esencia• – (c) – ~Forever Aileen~

•~…beso la huella~•

Hoy, sentí el cansancio de sus años.
El escalofriante silencio en su pecho.
Trae peñones que caen,
como piedras que se desprenden de su montaña.
Percibo el latido acompasado de su corazón.
Estoy despierta,
abrazando la inmensidad de su ser.
Ésta noche, se murmura su nombre…,
las vibraciones re~corren con entusiasmo.
Aferro mis manos a su espalda.
Sosteniendo cada una de tus inspiraciones.
Se desploman tus emociones…
Beso las huellas en su rostro,
con dulzura.
((Res~pi~ro))
…tus poros, tus arrugas.
Me detengo a adorar sus manos,
que hilvanan letras
Mi alma se aisla…
en la difuminada mirada de su lienzo.

5 de abril de 2017

~…beso la huella~ – (c) – ~Forever Aileen~

•Rabia•

Nos envían a enterrar las emociones como si fuera extraño sentirlas. La rabia también puede ser una fuente de energía para auto~descubrir las incomodidades que nos acechan la mente. Cada emoción habla de nosotros y para nosotros. Es colocar un espejo frente a lo íntimo y destripar el sentir. En una transición de dolor el desgarro suele ser el terremoto interior. No puedes detenerlo lo más que se podría hacer es tener sistemas de alerta para cuando venga el tsunami, socorrer los valores y a las personas que aprecias subirlas a una montaña de sensaciones indestructibles. En otras palabras salva~guardarte y también a esas personas. Hundir el sentir acallarlo no funcionará lo ideal es hacer una exploratoria de cada sensación incómoda, es hacer un auto~retrato de tu versión oscura. Descubrir que está ahí dando vueltas con unas ganas increíbles de salir de su jaula interior y tomar el control. La sabiduría que puede darnos cada emoción es un columpio que se mece entre la claridad y la oscuridad. Cuando bajas de ahí cargas la esencia de la dualidad, y de la sabiduría de conocerte un poco más.

•Rabia• – (c) – ~Forever Aileen~

•~…en mis letras~•

(. . .)
Desde un lugar sublime empieza a nacer destellos de luz, esa capacidad mágica en la que todos queremos creer. La necesidad de sentirnos especiales, aunque eso no vaya más allá de una fantasía. Que importa si el corazón se emociona por un instante me siento que rozo mi piel con la suavidad de los algodones, que importa si el estímulo llega y me pierdo en los adentros de la esencia. Todo sobre excitado. Es lo más parecido a sentir la plenitud, lo más cerca que estaré de la bendición, son estos instantes. ¡No quiero que acaben! Están emergiendo los aromas. Sentires imparables, son varios latidos los que están detrás de este parto creativo. Aún no ha visto afuera la vida, tiene tanto tiempo en la oscuridad absoluta. Temo por la fragilidad, sin embargo, confío que todo el tiempo que estuvo en el interior con la fuerza de la vulnerabilidad esta listo. Es una entregar con visión dolida, colmada de carencias, de batallas de rabias y sobre~todo lleno de amor, porque la vida es ese último respiro que cada noche entrego…, en mis letras.

~…en mis letras~ – (c) – ~Forever Aileen~

•Eterna•

Gris, tu ser sigue aquí como las hojas que despeinan los árboles.
Tu presencia es como la espuma que viene con las olas.
La esencia de un cielo nublado es saber que su densidad nos mojará.
Eres ese espacio silente entre una nota musical a otra.
Aquel sendero tiene tu huella y aún huele a tu cuerpo húmedo.
Cálida en verano desnudas a todo un bosque.
Cuando llega el invierno arrullas a los seres que contigo descansan en la eternidad.

•Eterna• – (c) – ~Forever Aileen~

•Rebeca II•

Ella, no quiere que diga más “maldita y rota” aunque mis grietas le parecen poéticas.
Dice: -eso ya pasó, que no me lo lleve al espacio tiempo del “ahora”.
Cómo le explicó que si me quito esas palabras de me caen dos pilares.
Cuatro tornillos sostienen la columna y una cajita de muerto separa el espacio de vértebra y vértebra.
Si el amor fuera hechizo consagrado a la bendiciones corporales ya me podrían declarar sana.
Ella, siempre oscila con los ramilletes de su corazón y la abundancia de su espíritu noble.
Rebeca, no conoces los límites…, trae a su sacerdotisa en el margen, la invita a hurgar más adentro eso la hace insaciable.
Deja una nota cómica sobre la camilla diciendo menos mal, que el péndulo anoche no reventó.

•Rebeca II• – (c) – ~Forever Aileen~

•Regalo literario•

Regalos con alma como lo es; una pasión literaria de Anais Nin y Henry Miller. Desenvolver el paquete y encontrarme con el libro que deseaba tener hace tanto tiempo. Esa amiga inolvidable desde el otro lado del charco conoce la debilidad por las pasiones de Nin. Quiere ver el brío de una espléndida sonrisa, un rostro invadido por la excitación. Huele a papel siento su textura, al otro lado un poeta enamorado por las memorias de Miller, se emociona; me invita a unas copas, a la misma vez estruja mis oídos con Jeff Beck, pareciera que esta noche la vida develó los secretos de sentir plenitud. Es un juego de puntos cardinales que nace en el Pacífico, pasa por los vaivenes de mis caderas caribeñas, llegan al estrecho de Gibraltar. Rebosa el espíritu, esta noche un vendaval me hará el amor. Sucumbiré en la a orilla Del Mar muerto.

•Regalo literario• – (c) – ~Forever Aileen~