~…(mi) …¿en serio?.~

~…recuérda~me, el pacto sagrado, con lo natural

~…el olor de la tierra amaneciendo, exquisito.~

~…los árboles arropando las estructuras creadas.~

~… el color de la sanción, me lo ofrenda el verdor con su frescura… acurrucando mis pulmones.~

~… Vida, siempre estás re~surgiendo, con belleza te me alojas en cada latido.~

~…me enseñas lo obstruido del camino, y como se puede sobre~vivir, después de los palos (caídos).

~…el brío de tu esencia en todo lo que habita.~

~… no quiero olvidar jamás…, que por más pequeño que sea el sujeto; su sombra denota, y se vuelve eco de sus instancias.~

~… ((mi)) Patria…, el palpito que se funde en las raíces de la Madre Tierra. Las mismas que me permiten restaurar mis entrañas, acostar~me sobre ella, entregar todo… para volver~me…, a nutrir…

~… me aferro al tallo viejo de sus años, y estelas de luz me colman de calidez, siento la existencia ~girando~ en mi vientre… nos volve~mos… ~multi~uni~verso~

~…de flores~

…de su frescura y suavidad, aprendí el lenguaje del movimiento con el viento.

…de sus colores y geometrías, la elegancia y transparencia.

…de su sincronía, aprendí el respeto a la vida y al tiempo de los seres vivos.

…el renacimiento, sin importar las tempestades, siempre con brío.

…de su sencillez, el encanto para relucir la esencia , aunque ante los ojos de un mundo obsesivo de conocimiento, y de avaricia, parezca perder los brotes encantados.