•~…grieta cuántica~•

Su cuello de espuma
los labios de sal.
Dos pezones ardiendo
sus manos de granizos.
Su ombligo hecho
de purpurina cósmica.
El magma re~corre la grieta
manifiesto de energía cuántica.
(. . .) intimidad se vestida de carmesí.

•~…grieta cuántica~• – (c) – ~Forever Aileen~

•Rabia•

Nos envían a enterrar las emociones como si fuera extraño sentirlas. La rabia también puede ser una fuente de energía para auto~descubrir las incomodidades que nos acechan la mente. Cada emoción habla de nosotros y para nosotros. Es colocar un espejo frente a lo íntimo y destripar el sentir. En una transición de dolor el desgarro suele ser el terremoto interior. No puedes detenerlo lo más que se podría hacer es tener sistemas de alerta para cuando venga el tsunami, socorrer los valores y a las personas que aprecias subirlas a una montaña de sensaciones indestructibles. En otras palabras salva~guardarte y también a esas personas. Hundir el sentir acallarlo no funcionará lo ideal es hacer una exploratoria de cada sensación incómoda, es hacer un auto~retrato de tu versión oscura. Descubrir que está ahí dando vueltas con unas ganas increíbles de salir de su jaula interior y tomar el control. La sabiduría que puede darnos cada emoción es un columpio que se mece entre la claridad y la oscuridad. Cuando bajas de ahí cargas la esencia de la dualidad, y de la sabiduría de conocerte un poco más.

•Rabia• – (c) – ~Forever Aileen~

•Sandra•

En el diario de la vida podría escribir nombres de personas valiosas, para así perpetuar las buenas acciones.


Sandra
Llega con la fuerza de su intimidad a regalar su eclipse…, y digo; su eclipse porque cada quién tiene su ángulo particular para ver la belleza. Me ofrenda con todo su corazón y sentir sus deseos más noble en energía y amor en abundancia.

Todo lo que la vida me ha quitado en movilidad me lo ha dado en almas gentiles que me abrazan más allá de los resquicios de mi mente, solo sienten y viven compartiendo parte de su esencia con la mía.

•~… te escribo desde mi intimidad, con mi medio latido.
Como ese pedazo de mi existencia que me invita a vivir y con ese otro lado que no siento.
…te escribo en la mitad de la nada, donde no crecen ni espinas, pero aún se siente el aroma a jardín fresco.
Te escribo con parte de mi cuerpo desconectado, con el afán de tener otra oportunidad en este plano, aunque a veces no se puede ir tras ello… (tú me alientas con el sí puede seguir).
Te escribo con el cachito que aún palpita, entre estas dos mitades.
¡Quiero vi~vir!
Quiero que se acaben las batallas, que se acabe la guerra de mi interior.
Quiero que esa mañana llegue, que los pedazos de mi ser que re~claman vida se reúnan… sin tener que dar una explicación.
Simple~mente porque lo merezco.
Deseo encontrarme con tu sonrisa, con un cielo nublado, que me recuerde todos los trocitos que he ido dejando.
Anhelo con todas mis ganas ver el mismo árbol contigo, aunque yo no pueda subir, que tú subas y me grites lo que ves.
Desde abajo con mi mal dibujar, con mi mal hablar gritar “puñeta Sandra estamos VIVAS”.
Ojalá, esto no fuera un deseo más tirado al viento, a la vida… al uni~verso.
Ojalá, la vida me apretara con fuerza, sin quitarme todas las ganas que tengo de vivir otra vida muy diferente.
Esperando que la luna de trueno nos atraviese.

•~Sandra, desde su lugar… dejando su huella~•

¡Gracias por el vídeo por tenerme presente!

•Sandra• – (c) – ~Forever Aileen~

•Eterna•

Gris, tu ser sigue aquí como las hojas que despeinan los árboles.
Tu presencia es como la espuma que viene con las olas.
La esencia de un cielo nublado es saber que su densidad nos mojará.
Eres ese espacio silente entre una nota musical a otra.
Aquel sendero tiene tu huella y aún huele a tu cuerpo húmedo.
Cálida en verano desnudas a todo un bosque.
Cuando llega el invierno arrullas a los seres que contigo descansan en la eternidad.

•Eterna• – (c) – ~Forever Aileen~

•Rebeca II•

Ella, no quiere que diga más “maldita y rota” aunque mis grietas le parecen poéticas.
Dice: -eso ya pasó, que no me lo lleve al espacio tiempo del “ahora”.
Cómo le explicó que si me quito esas palabras de me caen dos pilares.
Cuatro tornillos sostienen la columna y una cajita de muerto separa el espacio de vértebra y vértebra.
Si el amor fuera hechizo consagrado a la bendiciones corporales ya me podrían declarar sana.
Ella, siempre oscila con los ramilletes de su corazón y la abundancia de su espíritu noble.
Rebeca, no conoces los límites…, trae a su sacerdotisa en el margen, la invita a hurgar más adentro eso la hace insaciable.
Deja una nota cómica sobre la camilla diciendo menos mal, que el péndulo anoche no reventó.

•Rebeca II• – (c) – ~Forever Aileen~

•~…Diseño ~ Marca personal~•

(. . .)
Entrar en la esencia todas las veces que sea necesario para buscar entre las entrañas el sentido de todo lo que parece inconexo con el tiempo se inter~conectan con lo que trasciende. Somos un flujo constante de energía y de pensares. Mi ser se ve influido por ese vaivén de la vida y por los puntos de saber que estas historias las complementan otros humanos.
He re~corrido mucho entre las idas y las vueltas…, aunque me cueste sostenerlo en el tiempo ha llegado el momento de ponerle foco a la marca personal. Esto va de la mano amiga de ~ @Nadia que ha diseñado todas las variantes de los logos. Gracias a su desempeño profesional, a su visión que me ha acompañado en todo el proceso. Teniendo muy claro lo que transmite mis valores, a través de las letras…,la importancia que le doy al fluir, a la diversidad y sobre~todo a la Dualidad del Ser.
Para nutrir la fuente del espíritu, primero hay que encontrarse con la vasija que será la inspiración. Las aguas cálidas que poseen mi existencia hace de mi escritura una constante como el oleaje de emociones, igual que los mares que rodean la Isla Del Encanto. Gracias a quienes me han acompañado incluso cuando he ido a la profundidad sin luces y sin oxígeno… Han sabido permanecer.

Co~habitamos la existencia de un Todo.

Contenta del resultado y de poder compartirlo.

Todas las variantes del logo y de la paleta de colores, preparando la marca personal para la nueva etapa.

Diseño por @Nadia
Escrito ~Forever Aileen~

~Marca Personal~ – (c) – ~Forever Aileen~

•…libertad•

Suena a ecos celestiales hablar de libertad, pareciera que el alma encontró el refugio perfecto para abrigar sus inquietudes. Una falsa modestia retumba en las voces de los que dicen; “trabaja desde donde quieras con la libertad de elegir cualquier parte del mundo”. Quizás si la libertad tiene un espacio en el cerebro, pues dichosos aquellos que están aprisionados y logran viajar en su mente. Veo una recurrencia en el marketing, igual que en el positivismo “tóxico” prefiero decirle extremo, de todo lo puedes. ¿Sabes qué? No, no todo se puede, lo que sí puede es cambiar tus posibilidades con tus circunstancias. Aunque sean diferentes ir encontrando la forma de adaptar. Estos intervalos de somos geniales, intercalados con todo es perfecto, me hacen sentir fuera de la órbita del mundo. Ayudar a las personas me parece un acto grande en sí mismo. Ahora hasta que punto somos esclavos de el todo lo podemos, trabaja en libertad, desde donde quieras. Me perdí de esa realidad idílica en la pandemia, ¿acaso no estamos en la gran mayoría encerrados? Allá no muy lejos de ti y de mí, habitan personas lidiando con la tristeza, la pobreza en muchos lugares, con la desolación de no saber cómo conseguirán los alimentos. Los que estamos paseando y adornándonos con floritura el alma estamos danzando en nuestra burbuja. No, esto no se trata de deprimirnos y sacarnos la piel, tampoco es colmar el jardín de mala hierba y creer que saldrán frutos por rezarle. Habrá que trabajar arduo, poner las manos en la tierra y ayudar a que el terreno sea fértil, se tendrá que sembrar semillas darle tiempo sin descuido. Me pregunto ¿qué será la libertad? ¿Qué significará eso de a donde quieras y con quién quieras? Si es por medio virtual, ¿hasta cuando nos durará el portal de la luz del computador en la cara? Será hasta que nos cierren las fronteras también virtuales. ¿Qué pasaría si mañana despertamos sin luz, sin internet? ¿Cuánto saboreas tu libertad? ¿Tiene precio la libertad o rostro? Quizás saborear ese intenso sabor a libertad solo dependa de lo bien acomodada que estén tus emociones y la capacidad que tengas de resistir los silencios.

•¿Libertad?• – (c) – ~Forever Aileen~

•…¿qué carajo le pasa al mundo?•

~(. . .)~

Es fácil preguntar ¿qué carajo le pasa al mundo? Siempre se escucha decir de los tiempos como si la vida siempre fuera a peor. Pareciera que nos auto~consolamos con cualquier tiempo que se diga que antes fue mejor… ¿qué pasa con la consciencia del ahora? Lo que se puede hacer desde el rincón particular de cada uno… ¿por qué se bajan las esperanzas? ¿dónde escondieron la fe? Como se consigue los arrebatados que gritan que quieren la “Paz”, la gente que agarra los colectivos para unificarlos y no para batear cabezas como si estuviéramos jugando “baseball”. ¿Dónde dejaron los arraigos a la vida? Las ganas de salir adelante, la furia del alma que busca el cambio. ¿Acaso la incertidumbre metió a todos los valientes en la cueva del llanto? Afuera sigue habiendo un sin fin de oportunidades, la vida sigue resurgiendo, si nos volvemos lacayos de lo que el poder nos quiere mostrar terminaremos autómatas. En vez de intoxicar el espíritu con tanta banalidad y morbo de cuantos quiebres de personas son atropelladas hoy, de seguro tú, los otros y yo, tenemos algo más que ofrecer al mundo que una indignación total. Un reproche por un colectivo, que dividir y restarnos unos a otros es mucho más fácil que sumar y buscar contagiar la belleza. La estupidez es contagiosa, pero también la grandeza del ser. Caer en el disturbio de las multitudes y dejarse aturdir es fácil, sacar la fuerza detener la corriente de energía inquietante eso hace una diferencia. Responsabilidad en vez de victimismo. Valentía en vez de cobardía. Amabilidad en vez de hostilidad. Podemos hacer una transferencia, de miedo por acciones.

•…¿qué carajo le pasa al mundo?• – (c) – ~Forever Aileen~

•Regalo literario•

Regalos con alma como lo es; una pasión literaria de Anais Nin y Henry Miller. Desenvolver el paquete y encontrarme con el libro que deseaba tener hace tanto tiempo. Esa amiga inolvidable desde el otro lado del charco conoce la debilidad por las pasiones de Nin. Quiere ver el brío de una espléndida sonrisa, un rostro invadido por la excitación. Huele a papel siento su textura, al otro lado un poeta enamorado por las memorias de Miller, se emociona; me invita a unas copas, a la misma vez estruja mis oídos con Jeff Beck, pareciera que esta noche la vida develó los secretos de sentir plenitud. Es un juego de puntos cardinales que nace en el Pacífico, pasa por los vaivenes de mis caderas caribeñas, llegan al estrecho de Gibraltar. Rebosa el espíritu, esta noche un vendaval me hará el amor. Sucumbiré en la a orilla Del Mar muerto.

•Regalo literario• – (c) – ~Forever Aileen~