•…cuerpo frío… Gaia caliente•

Mirada perdida…, el respiro gélido de una tarde nublada.

Silba la palmera esperando, que los cocos resuenen, robando una sonrisa.

El mar hace su bandeó invitando los pies a danzar.

La calidez de la arena arrulla el mimo que añora el corazón.

Es la naturaleza la que posee la sabiduría, para alentar y transformar el espíritu quebrado.

•Melodía de Gaia•

Susurra el viento en el carillón
haciéndole el amor
con su melodioso encanto.
El vaivén de las olas
trae consigo el canto
de las ballenas.
Los chamanes danzan
junto a la hoguera, la llama viva,
el latido excitante.
Se escucha la lira
que hace el bosque
cuando los seres duermen.
Seductora orquesta
nos compone Gaia,
al despedirse el sol.
Colmando el firmamento
de estrellas que se contonean
como los amantes…

~…(mi) …¿en serio?.~

~…recuérda~me, el pacto sagrado, con lo natural

~…el olor de la tierra amaneciendo, exquisito.~

~…los árboles arropando las estructuras creadas.~

~… el color de la sanción, me lo ofrenda el verdor con su frescura… acurrucando mis pulmones.~

~… Vida, siempre estás re~surgiendo, con belleza te me alojas en cada latido.~

~…me enseñas lo obstruido del camino, y como se puede sobre~vivir, después de los palos (caídos).

~…el brío de tu esencia en todo lo que habita.~

~… no quiero olvidar jamás…, que por más pequeño que sea el sujeto; su sombra denota, y se vuelve eco de sus instancias.~

~… ((mi)) Patria…, el palpito que se funde en las raíces de la Madre Tierra. Las mismas que me permiten restaurar mis entrañas, acostar~me sobre ella, entregar todo… para volver~me…, a nutrir…

~… me aferro al tallo viejo de sus años, y estelas de luz me colman de calidez, siento la existencia ~girando~ en mi vientre… nos volve~mos… ~multi~uni~verso~