•Te mimas•

Reírse con el sonido del viento.

Saborear la travesura que habita en tus poros.

Dejar grabada las carcajadas de los sin sentidos.

Alumbrarse con el recuerdo de saber que hiciste el máximo que puedes entregar.

Dejar el sudor como victoria de tu logro.

Nadie lo hizo por ti.

Detenerse a respirar lo sutil de la tierra, para anidar en tus entrañas…, ¡quiero un día más!

Saber de donde vienes, y todo lo que paso por tu cuerpo.

Sin olvidar el instante donde vuelves a elegir seguir.

(. . .)

Subir despacio, pero tener la certeza que volverás para dar más pasos.

No te basta con decir fui algunas veces, cuando sabes que tu alma quiere volver.

Así que haces el pacto de ir por todas las que puedas, volver y conquistar…

Te miras, te aceptas, te agradeces, y a los que estuvieron.

Te mimas lo suficiente, como para saber que estás ahí… y que cuando mimas a otros, te mimas a ti.