•Dama Gris•

He perdido la cuenta, de cuántos días llevo en éste encierro… Quizás, sólo son horas… Durante mi devoción por llevar éstos hábitos, siempre he recibido duros castigos… Estar a oscuras con un mísero vaso de agua y un pedazo de pan duro, es una ofrenda de gratitud, para ésta sombría vida que existe detrás de los contundentes muros de la Fe… Sin embargo, ésta vez, mi calabozo, me está consumiendo en las llamas del pecado. Me pesa llevar la cruz que cuelga de mi alma… Mi sangre está acelerada… El pecado no vibra sólo en el sexo… El sacrilegio, está hecho en mi espíritu… ¡Te deseo en nombre del amor!
El calvario no es estar en ésta celda y saber, que traicioné mi juramento ante Dios El infierno, arde en mis partes más íntimas, más allá de mi orificio de placer… ¡Me consumo!
Todo en mí, es lujuria y pasión… Voy, arañando éstas paredes, como si del polvo que rasgo del muro, pudiera yo, sacarte…
Noble Caballero, que honró mi sagrado cuerpo de placer… No sólo físico, también nos hemos acoplado espiritualmente… En esas pláticas, que nos elevaban… Entre aquella música clásica, que nos hacía bebernos, sorbo a sorbo, en una danza álmica…
¡Oh, Mi Adorado Caballero!
Hoy, tallo mis lágrimas en éste suelo mugriento… Y desnudo mi cuerpo, frente a la presencia del amor que nos unió… Me quitaste los hábitos; he roto mis votos de castidad…
Que se entere, ésta habitación clausurada y estrecha, de lo mucho que te viví…
¡No me arrepiento!
Mi oxígeno… Mis lágrimas… Y mis delirios… Se acaban
Me entrego a ésta dolorosa muerte, sintiendo tu respiración sobre mi agitado cuerpo…
“Tus besos no me despertarán como en el cuento, pero quizás me hagan soñar…”
Tal vez, alguien encuentre mi rostro con la satisfacción de haberte besado y soñado… En nuestra libertad… Más allá de la vida, más allá de la muerte…
¡Te respiré, viviéndote!
Como lo más hermoso que me pudo haber sucedido…
Clavo mi hábito en el muro que me consume… Beso el polvo, en el que he de convertirme…
~Aileen~

1 /octubre /2015

~Jardín húmedo ~

(. . .)
Te acaricio con los pétalos
de la rosas que giran
en tus entrañas…
He ido al jardín de tus adentros
buscando el aroma perdido…
Fui corriendo a tu santuario interior
desnudando tu alma, gritando tu nombre…
Te buscado en el suelo, en el aire;
hasta en el firmamento de tu ser…
He buscado las cenizas de este amor
suspirando por tus rincones,
anunciando la lluvia que empapa mi alma…
Voy tocando tu flor que gira y gira suavemente
sus espinas rozan mis dedos.
Salpica un poco de sangre dulce y amarga
va marcando nuestro encuentro
se destilan en lo profundo de tu ser…
Froto mis manos por cada uno de tus pétalos
por tu jardín húmedo que invita a quedarse por siempre…
Algunas flores se deshojan de tu ser,
caen delicadamente rozando mis adentros…

¡Ay Delirante amor!
~Aileen~
23/mayo/2013

•Espíritu libre•

No esperas que las puertas del cielo se abran, porque en tu mundo de piruletas esquizofrénicas, tú eres la auténtica maravilla.
No le ruegas al Dios Shiva que te levante del suelo porque disfrutas de masturbarte con la tierra.
Juegas con la Diosa Kali, en los escaparates donde la exhiben, ambas se excitan al ver la devoción de los que la tocan.
Vas danzando con los coros de la multitud, despertando la locura de Ganesha sus ritos levantan las ansiedades de un pueblo que necesita creer.
Tú…, eres la divinidad encarnada en mujer, te nombraron pecado al nacer porque sabían de tu sabiduría, y conocían de todo lo que podías conseguir.
Te quieren mantener silenciada, sumisa, con las piernas cruzadas, aún en algunos lugares mutilan tu sexo, para hacerte doblegar.
La fuerza más valiente no es abrirte de piernas, aunque te ves mágica y sublime…
Tu grandeza está presente en cuando declamas lo que sientes.
Vuelve a ti…, siendo un espíritu libre amando tu feminidad.

•Madre•

El acto sutil de tocarte viva…, silente.
La vigilia del amor nace en ti mujer.
Vas viajando hacia tus adentros,
sin olvidar a otros.
Amamantas la existencia
entrecierras los ojos y te palpa.
Sostienes con fuerza las travesuras,
millones de rabietas no te hacen enloquecer.
Erguida; sonriente, suspicaz, alerta…,
es un entreno y tienes ganas de más…
Sueltas suspiros largos al llegar la noche,
al encontrarte con tu lado más bestial.
La hembra que aúlla, que busca…,
que desea su placer y divinidad.

•Vientre•

Vientre como no nombrarte
si nos has parido.
Venerarte es hacer
de tus instantes más fértiles.
Adentro es oscuro
aunque estás lleno de luz.
Eres cálido, fluido, denso,
amoroso…, estás vivo.
Cada latido, cada sintonía
junto al uni~verso.
Viajas por diferentes cuerpos,
engendras…, vida.
Nos giran las galaxias en el interior,
nos rebosas de momentos únicos.
Bailas con nuestras aguas,
nos haces emerger y florecer.

•Mujer lluvia•

Mujer lluvia eres un relámpago
en medio de la tormenta.
Eres esas lilas que el viento
turbulento arrancó.
Fuiste la semilla que jamás
llegó a ver la luz
…,y murió dentro, muy adentro.
Eres esa maleza creciente
que hipnotiza al bosque.
Tu boca es un mar enfurecido
que no para de nombrar.
No dejes que tus memorias
se estanquen en el olvido.
No naufragues en tus aguas,
déjalas fluir que tus grutas son mágicas.