•~…te lo cuento~•

•~…los niños jugaban a ir tras el cangrejo, el padre le dijo; “lo quieres, te lo voy atrapar”.

~…todos felices menos el triste cangrejo, que sería diversión de un instante.

~…lo tiraron…, le partieron su cuerpo…

~… ellos estaban orgullosos de que el cangrejo no fuera más rápido que ellos… como el ser humano es de imitar, cada vez iban más personas a hacer la misma acción… ahora la playa está marcada por el cemento, y lo que queda de cangrejo son estos adornos…, que si bien son una buena creación…, jamás serán mejor que la creación natural…~•

~…la fuerza natural~

~… en el pozo de Jacinto, se le grita: “Jacinto dame la vaca o tráeme la vaca”~

~…más allá de la leyenda, estar frente a la belleza Del Mar, su contoneo rítmico, su sonido embriaga las células de bienestar.~

~… toda esta área a cambiado, antes estaba rodeado de inmensas dunas, de un manglar y las rocas eran mucho más altas y filosas.

~… el paso del tiempo, el humano lo ha ido invadiendo todo.~

~… aún así la naturaleza se hace de su espacio a su forma. Siempre viva y en transmutación…

~… sigo aprendiendo de Gaia~

~…bajo el mismo~

~…bajo el mismo cielo… que cubre la isla.

…allí donde rompen las olas con furia…, y a veces, no alcanza a subir sobre el muelle pues yacen sumisas.

~…del respiro que llena mi espíritu de aliento, contoneo de hojas que me enseña formas distintas de hacer el amor.~

~…sobre su arena cálida muevo mi cuerpo, para luego dejarme seducir por la transparencia de sus aguas. Perdiéndo~me muy adentro…

~…cuando su susurro se vuelve melodía en mis entrañas, entonces todo invita a… S~a~l~t ~a~r

~… vuelves sobre tus pasos, para no olvidar, el regreso a tu hogar.

~…aprendiendo de su co-existencia.~

~… cuando se me olvida la grandeza de los días, los observo caer en picada.~

~…a veces~

~…como la marea, no por ir y venir pierde su estado inicial. Se adueña de lo que quiere trae consigo residuos, y después de todo vuelve a su claridad, a su belleza. Incluso en momentos ronda la quietud.~

~... ir hacia adentro, re~descubrir, escuchar con todo el ser, y quedar~se, con lo que sirve. Volver~se uno con la tierra.~