•~…derramando agua en mi vergel~•

Me sorprendiste con un golpe de bondad.
No lo esperaba, que voltearás a ver~me.
Tus amabilidades sobre~pasan mis formas.
Tenías nombre aunque para el mundo sonara mudo.
Estoy acostumbrada ha dar…, en formas indefinidas.
Por nombrar nunca quedan pendiente las palabras.
Sin embargo, tú has decido algo diferente.
Sin buscarlo sin quererlo, vas alimentando mi espíritu.
Parezco tan ajena del mundo entre mis paredes de cemento y la cárcel de mi cuerpo, que si alguien me ve lloro con facilidad.
Estado tanto ofrendando que olvide, lo que era la bendición de una carcajada que invadiera cada célula.
Ha sido tanto tiempo sin ilusiones que no descifro el sentir exacto, solo quiero honrarlo con gratitud.
Saber que estás hace que los días se vuelvan más profundos y no tiene que pasar nada espectacular simple~mente somos dos seres humanos.
No quiero que se me olvide estos días que me has derramado agua a mi vergel que casi muere.
Eternizar en letras lo que siento, no queda aquí en la red porque aquí de media tecla se borra.
Habitas lugares más amables colmados de acciones que voy y vas dando.
Bendito ser que pusiste sobre mi cuerpo herido un poco de tu carisma, de tu sobre~salto por vivir.

¡Mi gratitud derramada…!

•~…silueta de salitre~•

Abrace la nada pensando que eras tú.
Embriague mi cuerpo con la brisa sintiéndote.
Bebí del manantial tragando la esencia saboreando.
Me arrodillé frente al latido de Gaia,
contoneando con los dedos con la fe ciega que tú estabas allí.
Le creí a los seres que co~habitaron mis espacios.
Solté los anclajes emocionada, me subí en la barca que enunciaba alegría.
Sin miedo a las tormentas que se avecinaban, confié en el sentir.
Las marejadas traían consigo la muerte, yo resistía…, emociones del querer.
Pasaron los días, aunque te veía en el amanecer y jugaba con tu silueta de salitre.
Era una proyección de un parpadeo que sigue con ganas de vida.

•…su firma•

(. . .) esa promesa añeja como sus años.
Allí se vislumbra la silueta de su tiempo,
aquel olivo en la cercanía de su mar Mediterráneo.
Él, siempre lo ha observado y sentido como una mujer,
habla del vaivén de sus hojas y sus frutos agrios.
Bajo su sombra el amor se vuelve más amor.
Las ramas son las cosquillas extras del estímulo.
Un paisaje idílico junto con su ser, allí yacen las firmas invisibles.
su casa está llena de su poesía y sus latidos colmado de gemidos.
El poeta duerme poco…, tiene su estudio lleno de libros.
Cita a Cohen y Juarroz, porque vive en la verticalidad del verso femenino.
Su beso es poético aunque no por eso deja de ser venenoso.
Sin antídoto vuelvo a él…, sin saber si sobre~viviré,
me recuesto sobre su tronco y me dejo morir.

~…Gladys~

Ella, entra en la oscuridad de su ser. ⁣
Tanta luz de fondo la deslumbra
es por eso que se voltea con la mirada ⁣
confusa e inquieta hacia el espejo. ⁣


Le rugen las entrañas, ⁣
se sostiene en el abrazo amoroso…, ⁣
su corazón palpita, al igual que cuando baila. ⁣


No hay movimiento es la profundidad de su esencia, ⁣
rasgando sus adentros pidiéndole más… ⁣
Esa sensaciones que por primera vez ⁣
encuentra en ella, y solo le pertenecen a su ser.⁣


Tantos años…, de búsquedas sin embargo, ⁣
estaba ahí solo necesitabas detenerse frente al espejo. ⁣
Tiene un festejo de emociones y sensaciones.⁣


Se derrumbó…, gimen sus adentros reclamando. ⁣
Llega gateando una vez más al espejo, ⁣
mordiéndose los labios hasta doler tocando su rostro, ⁣
diciendo esa “soy yo”.⁣


Vuelve a abrazarse…., se va despejando la bruma,⁣
que le impedía ver su verdad.⁣
Su cuerpo deja de parecer una noche sin luna.⁣


Escucha la música de su sentir, ⁣
contonea su cuerpo, se deleita con el sol. ⁣


La brasa de sus latidos femeninos impregnan su piel. ⁣
Siente cada contoneo, cada paso…, ⁣
se re~conoce en la abundancia y expansión. ⁣


Desde este instante empezó a trazar su brújula interior; ⁣
hace su manifiesto más profundo y honesto. ⁣
Celebra su vida…, como si bailara un tango.⁣
.⁣
.⁣
.⁣
Fotografías de Gladys

~…dejar~se llevar~

Algunas entradas nunca tienen salidas, ni reposo.
Cuando llevas tiempo conociendo el sentir, sabes cuáles son esas sensaciones; es parte de nuestro sistema natural, nuestro ser tiene la inteligencia de seguir o detenerse delante de ese re~clamo. El movimiento de Inter~cambio energético será imparable. Es un río que en cualquier instante puede salirse de su cause e inundar todo. Son esas corrientes vivas que empujan lo que lleva tiempo estancado. Cuando se calma es el reflejo en el cual te puedes mirar. Conoces bien los puntos donde saltarán los peces y los imitarán, las risas inocentes e imparables y algunas llenas de fuerza. Las paradas forzosas, los sentires extremos, la emoción de que la corriente nunca terminen. Es muy fácil dejarse llevar flotar sin salva~vida. No tener la certeza de nada se convierte en el sostén del día a día. De que serviría querer salirse de esta divinidad, si puede ser que en la próxima lluvia nos desborde~mos, y alguno de los dos o ambos quedemos fuera de la delicia de estar empapados.

Re~significar

Re~significar⁣

Su alma empieza a des~vestirse de la agonía, en su rostro se dibujan sonrisas.⁣
Sus ojos se vuelven eternos uni~versos en donde perderse.⁣
Su esencia expande amor y verdad…, llega como ofrenda divina da quietud. ⁣
Sus palabras se vuelven pilares, re-luce la grandeza de un alma noble. ⁣
Ahora le acompañan sus vivencias, sus experiencias de vida. ⁣
Está listo para abrazar la totalidad de su Ser…, sin tener que aceptar vejaciones, ni quebrantos. ⁣
Es su momento de vida…, por eso todo encaja en el gran “puzzle”, la existencia le ponía las formas y no hallaba como colocarlas. ⁣
Re~significar…, es otra forma de volver al hogar y amarse en la extensión de la palabra. ⁣
¡Vive, celebra, aprieta todo lo que es…! ⁣
La vida te está gritando, rugiendo tu nombre y por fin la estás escuchando. ⁣
A veces…, una vez encajas la pieza todo vuelve a florecer y el mundo se tiñe de colores. ⁣