•Rabia•

Nos envían a enterrar las emociones como si fuera extraño sentirlas. La rabia también puede ser una fuente de energía para auto~descubrir las incomodidades que nos acechan la mente. Cada emoción habla de nosotros y para nosotros. Es colocar un espejo frente a lo íntimo y destripar el sentir. En una transición de dolor el desgarro suele ser el terremoto interior. No puedes detenerlo lo más que se podría hacer es tener sistemas de alerta para cuando venga el tsunami, socorrer los valores y a las personas que aprecias subirlas a una montaña de sensaciones indestructibles. En otras palabras salva~guardarte y también a esas personas. Hundir el sentir acallarlo no funcionará lo ideal es hacer una exploratoria de cada sensación incómoda, es hacer un auto~retrato de tu versión oscura. Descubrir que está ahí dando vueltas con unas ganas increíbles de salir de su jaula interior y tomar el control. La sabiduría que puede darnos cada emoción es un columpio que se mece entre la claridad y la oscuridad. Cuando bajas de ahí cargas la esencia de la dualidad, y de la sabiduría de conocerte un poco más.

•Rabia• – (c) – ~Forever Aileen~

•…libertad•

Suena a ecos celestiales hablar de libertad, pareciera que el alma encontró el refugio perfecto para abrigar sus inquietudes. Una falsa modestia retumba en las voces de los que dicen; “trabaja desde donde quieras con la libertad de elegir cualquier parte del mundo”. Quizás si la libertad tiene un espacio en el cerebro, pues dichosos aquellos que están aprisionados y logran viajar en su mente. Veo una recurrencia en el marketing, igual que en el positivismo “tóxico” prefiero decirle extremo, de todo lo puedes. ¿Sabes qué? No, no todo se puede, lo que sí puede es cambiar tus posibilidades con tus circunstancias. Aunque sean diferentes ir encontrando la forma de adaptar. Estos intervalos de somos geniales, intercalados con todo es perfecto, me hacen sentir fuera de la órbita del mundo. Ayudar a las personas me parece un acto grande en sí mismo. Ahora hasta que punto somos esclavos de el todo lo podemos, trabaja en libertad, desde donde quieras. Me perdí de esa realidad idílica en la pandemia, ¿acaso no estamos en la gran mayoría encerrados? Allá no muy lejos de ti y de mí, habitan personas lidiando con la tristeza, la pobreza en muchos lugares, con la desolación de no saber cómo conseguirán los alimentos. Los que estamos paseando y adornándonos con floritura el alma estamos danzando en nuestra burbuja. No, esto no se trata de deprimirnos y sacarnos la piel, tampoco es colmar el jardín de mala hierba y creer que saldrán frutos por rezarle. Habrá que trabajar arduo, poner las manos en la tierra y ayudar a que el terreno sea fértil, se tendrá que sembrar semillas darle tiempo sin descuido. Me pregunto ¿qué será la libertad? ¿Qué significará eso de a donde quieras y con quién quieras? Si es por medio virtual, ¿hasta cuando nos durará el portal de la luz del computador en la cara? Será hasta que nos cierren las fronteras también virtuales. ¿Qué pasaría si mañana despertamos sin luz, sin internet? ¿Cuánto saboreas tu libertad? ¿Tiene precio la libertad o rostro? Quizás saborear ese intenso sabor a libertad solo dependa de lo bien acomodada que estén tus emociones y la capacidad que tengas de resistir los silencios.

•¿Libertad?• – (c) – ~Forever Aileen~

•…¿qué carajo le pasa al mundo?•

~(. . .)~

Es fácil preguntar ¿qué carajo le pasa al mundo? Siempre se escucha decir de los tiempos como si la vida siempre fuera a peor. Pareciera que nos auto~consolamos con cualquier tiempo que se diga que antes fue mejor… ¿qué pasa con la consciencia del ahora? Lo que se puede hacer desde el rincón particular de cada uno… ¿por qué se bajan las esperanzas? ¿dónde escondieron la fe? Como se consigue los arrebatados que gritan que quieren la “Paz”, la gente que agarra los colectivos para unificarlos y no para batear cabezas como si estuviéramos jugando “baseball”. ¿Dónde dejaron los arraigos a la vida? Las ganas de salir adelante, la furia del alma que busca el cambio. ¿Acaso la incertidumbre metió a todos los valientes en la cueva del llanto? Afuera sigue habiendo un sin fin de oportunidades, la vida sigue resurgiendo, si nos volvemos lacayos de lo que el poder nos quiere mostrar terminaremos autómatas. En vez de intoxicar el espíritu con tanta banalidad y morbo de cuantos quiebres de personas son atropelladas hoy, de seguro tú, los otros y yo, tenemos algo más que ofrecer al mundo que una indignación total. Un reproche por un colectivo, que dividir y restarnos unos a otros es mucho más fácil que sumar y buscar contagiar la belleza. La estupidez es contagiosa, pero también la grandeza del ser. Caer en el disturbio de las multitudes y dejarse aturdir es fácil, sacar la fuerza detener la corriente de energía inquietante eso hace una diferencia. Responsabilidad en vez de victimismo. Valentía en vez de cobardía. Amabilidad en vez de hostilidad. Podemos hacer una transferencia, de miedo por acciones.

•…¿qué carajo le pasa al mundo?• – (c) – ~Forever Aileen~

•Con la estrofa abierta…•

~Valores~

Los valores no se compran en la plaza pública, ni los ofrenda el gobierno. Tampoco nacen en los campos de cultivo, pero si los puedes aprender. La esencia del ser va re~cargada de ellos.
Tolerancia es esa capacidad de escuchar las diferentes formas de pensar y aún sin estar de acuerdo mantener una comunicación asertiva, sin la necesidad de menospreciar la opinión, ni la forma de ser del otro ser. El respeto es un inter~cambio de sabiduría que va y viene a partes iguales, engrandece el alma de quien lo recibe como la del individuo que lo da… Ayuda a la estima, nos hace visible en una sociedad, el que recibe respeto se siente válido. La empatía es la capacidad de comprender la situación del otro, abrazar la fuerza de su espíritu sin verte arrastrado o inducido por la tristeza, (no es sentir pena, ni lastima) es tener la fortaleza interior para acompañar, comprender y sentir compasión por la situación aunque no la estés viviendo. Sumarle a su vida energía y presencia. Honestidad es uno de los pilares que se forjan en el humano que ayuda a ser creíble este valor va bastante alineado con responsabilidad, cada uno de nosotros tenemos que desenvolver un papel en esta sociedad. Según el grado de consciencia y el grado de sabiduría “almica” que cargues en el interior será la capacidad que tengas para sentir la responsabilidad con la que enfrentas tu día a día. Si abrazas algunos de estos valores de seguro conoces la equidad. Todos somos elementos de esta vida, la calidez, la esencia que decidas aportar marcará una diferencia, aunque solo sea a una persona… Haz que se contagie la buena energía.

Con la estrofa abierta… Valores – (c) – ~Forever Aileen~

•Cambio•

No somos las mismas personas que ayer, al terminar el día la esencia a experimentado muchas emociones, sensaciones. A veces recurrimos a las frases fáciles como decirle al otro: “no cambies nunca”. Pareciera que queremos perpetuar los instantes, como si eso nos asegurara que vamos a permanecer con la misma emoción. Están fértil el cambio, nos beneficia a todos esa constante de lo inesperado. Gracias a la incertidumbre al dolor que produce, he podido experimentar las carencias del ser, y también como transita. El ser humano cuando ve los límites se arraiga, desea y se re~inventa. Se vuelve una flor de loto en medio del manglar. Vuelve a la vida cuando le dicen que no hay oportunidades. Las mejores huellas a veces son de los que se van y agradeces que esa huella perdurará, incluso se potencia con el juego de lo que recuerda la mente. Es interesante observar cuando la mente re~construye el recuerdo, lo magnifica. Hoy, visitando el cirujano viendo que no tiene aun autorización para operarme debido al “Covid” me hace pensar ¿qué pasaría si nada cambiará? Tendría que seguir retorciéndome y paralizada por días… hasta que llega un día mejor que otro y puedo dar unos pasos. Quiero sentir la incertidumbre…, incluso sin saber qué pasará en ese quirófano, suelto toda atadura del interior, cualquier duda. Confío, me entrego pase lo que pase será lo que tenga que afrontar. Lo que tengo claro es que si quiero cambios para mí y para todos, que la vida es cíclica. También demasiado corta como para que se quede paralizada con un solo instante.

¿Y a tí…, te gustan los cambios?

•Cambio• – (c) – ~Forever Aileen~

•Dual•

He vivido en el subibaja de las emociones tratando de encausar el lado “positivo” y el lado “negativo”. Como si se tratara de una guerra sin estrategia alguna. No es cuestión de censurar una parte de mi existencia. Lo que no tenía que hacer era poner resistencias, ni aturrullar el sentir. Nadie puede retener la lluvia del cielo, ni las tormentas ¿por qué tendría que tratar de controlar la dualidad que me habita? Soltar el control es ganar en estima. Saber que la vida oscila da tranquilidad cuando se siente. El despertar del ser a veces es tardío, lo interesante es que en algún momento se integra. La serenidad parece ser amiga de todas las otras emociones tan conocidas y ruidosas. Cuando miro muy adentro y respeto el proceso todo lo demás en la vida parece expansivo, gratificante. La oscuridad me habita y está bien dejarla manifestar, con el estado consciente de que se irá. Convivir con la dualidad comprender sus vaivenes, ayuda a tener los objetivos bien marcados. El crecer es una constante como el respirar, no detengo su ritmo escucho con atención ambas frecuencia, y aprendo de todo lo que me habita.

~Dual~ – (c) – ~Forever Aileen~

•Rabioso y mortal•


(. . .)
Sembraron semillas de un árbol, en mis adentros.
(…) me rompe, cada cierto tiempo, para abrirse paso y echar raíces.
¡Más profundas!

Me vuelve a hacer trizas.
Me desbarata, se asegura de hacer aullar
los nombres, de cada una de las personas, que han tocado mi vida.

Mi tronco, no es frágil…
Por tanto, las raíces que salen de mi
médula espinal, deben ir más hondo.
Crecer hasta dejarme paralizada.

En el compás de mis días…
¡Para Florecer y Vivir!
Me sembraron con furias…
Llantos; arrebatos internos.
Y van surgiendo, brotes externos…

Estoy Agrietada, con la piel de cascarón arrugado…
Con las entrañas bien ceñidas.
Si me tajeas, para dejar tu huella en mi tallo, me podrías palpar claramente.

Sentirás mi aroma…, y al observar mi
corteza, brotará el zumo de mis lágrimas de leche.

Te conectarás con mi Espíritu…

~ Rabioso y Mortal ~

Seremos reflejos en un instante…
En el que me respirarás y habré de respirarte…
En ese momento misterioso,
que vislumbra lo eterno y lo fugaz,
tendrás en tus manos, el hacha.

Te miraré sin júbilo, ni vergüenza…
Me dormiré con el soplo de la brisa;
con el sonido de mis hojas.

Con la risa de algún niño, perpetuada en mi alma…
En esos juegos a mi sombra…
Rodeada de amantes, esperando el atardecer.

¡Estoy lista…!

Esperando ser podada de mis plagas.
Por mis apegos…, por mis gritos.

(. . .) al fin, seré Libre, de éste Maldito Dolor.
Qué me hace suicidarme y re~nacer cada ciertos días.

•Rabioso y mortal• – CC by-nc-sa 4.0 – ~Forever Aileen~

Elegir.

Elijo voltear la mirada que contempla el amor y la sabiduría de los seres humanos.
Elijo poner el corazón en el latido del sumiso que se arrepiente por los actos vergonzosos de otros.
Elijo unir la esperanza en que la humanidad desde la consciencia colectiva que creamos está avanzando.
Elijo poner las manos y el corazón al servicio, en el pálpito continuo de los jóvenes que levantan a los atropellados.
Elijo avanzar el parpadeo de los sentires, emocionarme con las lágrimas de los que han bajado la cabeza, las armas, y deciden abrir los brazos.
Elijo poner mi energía en la sensación de que muchos están haciendo la diferencia.

~Forever Aileen

•Saudy…, siempre me re~mueve•

~¡Hola!

~¿Me recuerdas?

… lo siguiente fue la toma de contacto con mi “nickname”.

-¡Ah! Desapareciste pensé que te habías suicidado.

El nudo que he sentido en el medio del pecho, me quitó el respiro, la sonrisa, las fuerzas.
No saque mi parte violenta, y eso no se hasta que punto me alegra…, espere un rato. Acerté que obvio los espíritus no escriben. Me retiré con amabilidad, para mi sorpresa el nudo se volvió ciento de miles de sensaciones, escalofríos, pero ni una sola lágrima, ni una chispa de rabia. En el fondo, no era más…, ni menos de lo que me hubiera esperado de muchos. Me hizo tomar nota mental de todos los avances de mi trabajo personal. Por otro lado me hizo recordar, qué hay historias que no se pueden borrar y quiere decir; que esa fue mi huella. ¡Aceptación! Retirar la culpa, el victimizarse y afrontar. Que valor tienen mis ovarios, hoy día de ponerle cara a todo lo vivido, a no irme a lloriquear por una esquina y lo que es más importante. No irme a mutilar mi esencia, mucho menos salir corriendo.

Sin duda, tenía que volver y encontrarme contigo, con él…, y con la que soy ahora.

Escucha activa…

El cuerpo es la mejor conexión que tenemos para enraizarse a la tierra.
Es la manera de experimentar todo lo espiritual.
Sentir la vida como nos atraviesa, estuve desconectada de mi ser.
En vez de ayudar avanzar retrocedía, aún sigo con dolencia.
La diferencia es que me dejé de pelear, encontré la amabilidad.
Observo, permito que pasen por mi toda las emociones.
La escucha activa con el cuerpo es tremendo ejercicio para abrazar todo el proceso espiritual/terrenal.