•~…no siempre~•

No siempre te pueden decir frases que sustenten todo.

A veces te romperás, no importa cuanto optimismo tengas en el interior.

Hay que dejar de hacer una oda de que todo se consigue.

No se trata tampoco de que no lo intentes.

Los milagros no son como nos hacen creer, no son para todos.

En ocasiones no llegarán, no pasará todo con un propósito divino.

Asumirlo, asimilarlo, sentirlo…, vivirlo, experimentarlo es fraccionarse.

No de todo se sale, tampoco a todo se entra.

Puedes anhelar ser una estrella, y solo te quedarás con el brillo de una noche en la que te disfrazas.

No todos los escenarios están disponibles, ni se abren las puertas cuando vas hacia ellas.

Serán muchas las veces que te escupirán, y unas cuantas otras las que te caerá lo mismo que tiraste hacia otros.

No todo el mundo baila con lo pies, ni caminan con ellos…, aún así aquí estamos.

En la vida…, sobre la tierra, girando junto con ella aunque a veces nos sacude sino te saca con su movimiento, si no te fuiste con el tsunami, con el huracán, con sus cambios.

Tendrás que seguir experimentando con sus movimientos inesperados con los que podrás y muchas tantas veces no.

Y no pasa nada…, en el transcurso duele mucho, lloras te sacudes, y si aún no has muerto vuelves a empezar.

~…mutar~

¿Alguna vez has tenido una flor de frente?

¿Cuánto tiempo pasa en que sientas su fragancia?

¿O cuánto tardas en que puedas sentir la fragilidad?

¿Puedes ver el camino que recorre una hormiga con alguna migaja?

¿Podrías describirlo?

¿Sabes como es la mirada de algún ser que aprecias?

¿Podrías hallar si esta dichoso(a) o si la tristeza esta noche le visitó?

¿Podrías describir las grietas de tu edad?

¿Conoces tus poros, tus venas, tus respiraciones agitadas?

¿Sabes? …,partes de ti más allá de lo que refleja tu espejo…, cambiaron.

Mis formas; mis grietas, mis canas, mis poros dilatados, y mi alma han mutado.

Si te detienes a observar bien a los que aprecias también… ¿y tú?

•¿Qué busca el ser humano?•

Será el amor y que le reconozcan.

Re~conocerse te conduce al amor.

Cuando te creces en abundancia del espíritu, se nutre tu cuerpo y todo lo que haces se vuelve esencial.

Adquieres el valor hacia tu persona, y hacia los demás, aprender a verte te hace ver a otros, también el re~conocerte hace que ellos te puedan apreciar.

Se acaba la ceguera colectiva.

Dejar el ruido del exterior ayuda a sentir la bendición del interior, por lo tanto mengua el escándalo emocional.

Se acaba la necesidad, se abre espacio la verdadera intimidad de disfrutarte a solas o junto con el placer de estar en contacto con otros.

El re~conocernos nos presenta la serenidad de poder decir estamos enteros.

No hay mitades, ni nada incompleto, lo que logra que transmitas lo verdadero de ti.

Cuando se acaba el llanto y la angustia, gozas el instante de vida que tienes presente.

Descubrir la totalidad de tu ser con sus bondades; su instantes equívocos, y todo lo que es habitar las “sombras”.

El amor y el re~conocerte se vuelven un ejercicio de bien~estar

~…día gris~

…me encantan los días grises,

ese juego de luces que le da a la vida.

…un respiro húmedo con olor a tierra.

… lo verde se torna más hermoso.

….los pronósticos siempre quedan inciertos,

frente a la naturaleza.

… imprescindible

lo que puede sorprendernos el ahora.

…aquí vamos fluyendo…

porque somos agua…

vida.

•~…Puente~•

…el trabajo de crear puentes que unen tramos, ¿cuántas personas nos hacen entrelazar caminos? (…) es sencillo cruzar de un lado a otro sin mirar atrás, o sin pensar en la huella indeleble, lo difícil será dejar la semilla. Mirar desde el otro lado agradecer; seguir adelante, ayudar a construir y re~construir…, nuevas conexiones.

~…belleza que habita~

…entre los mundos compartidos, y toda la esencia habitas tú.

…re~conocer lo vulnerable, la fragilidad de la naturaleza…

… saber que entre ella, y tú…, no hay muchas diferencias.

…tiempo para crecer; para admirar, para dejar fragancias y otro deshojarse.

…y aunque muchas veces se vengan las marañas de telarañas, volverá el instante…

…de tu brío, esa energía universal que co~habita.

…todo el color, y el aroma embriaga tus pasos.

…recuerda los momentos donde la humedad, y la desolación fueron el quiebre.

…y luego disfruta todo esa transmutación que te llevó a verte…, grandioso(a)

…todo al natural, como el sendero que te cruzas, con dificultad o no… posee de tu esencia.

…respira.

… todo vuelve a comenzar.

…cuesta seguir aquí…, aún así sigue siendo genial.

~Forever Aileen~

•Jodidos•

Llegué a la farmacia a recoger las medicinas de mis padres, y las mías. El farmacéutico me pregunta los nombres, y le digo; me llevo la mitad de la farmacia entre mis padres y lo mío…, añado estamos todos jodidos. Me responde; “jodidos pero unidos, no es lo mismo estar jodido y solo…, que jodido y en familia”.

Me dio reflexión para rato, y razones para agradecer.

Es que hasta de lo jodido salen cosas buenas…, pero primero si que jode mucho, hasta que llega el punto que tienes que darle la vuelta a las situaciones. Entonces es como subirte sobre el trote, y controlas al adversario llamado mente.

Créditos al farmacéutico de mi “Pueblo”

~Aileen~

•¿Quién eres?•

Estamos construidos de imágenes.

Justo lo que no muestras es lo más auténtico.

Lo que no todos pueden tocar, y quizás solo lo entregas a unos pocos.

Ese respiro que compartes en el momento más íntimo.

La mirada complaciente, o la hermandad de una amistad verdadera, o quizás en la sonrisa, y aún así son cosas que se exhiben.

¿Quien eres tú más allá de lo que crees que te representa?

¿Quién eres cuando no te exhibes por medio de la tecnología?

¿Quién eres cuando no hay luz, y no hay internet?

¿Quién eres cuando te bajas del vehículo, y te apartas de tu hogar?

Probablemente lo sabes…, si nada de esto es vital para compartir lo que llevas por dentro, y puedes amar a otro ser vivo.

Hay mucho de ti, de otros y hasta de mí… más allá de las pertenencias.

Creo en que seremos capaces de evolucionar, aunque siempre habrá de todo y es necesario que exista.

Creo que veremos nuestra especie reconciliada con la esencia de lo que nos hace “especial”.

Con parte sensible, pensante, errante, profunda y espiritual.

~Aileen~