•Musicamento• ~David Villar~•

Hace algún tiempo hablé de mi fractura espiritual, que vino acompañada de mi fractura física y desembocó en la emocional. Somos un todo y esas tres partes siempre andan entra~lazadas. Mi vida es como un libro abierto en el que comparto sin medida lo que voy sintiendo.

En esta ocasión hablaré de algo que me parece muy especial, conocí a David Villar hablando de su musicamento. Me puse en contacto con él a ver si podía hacerme un audio con afirmaciones que me ayudaran en mi proceso, a re~calibrar todas mis células, y hacia el proceso que nuevamente me tengo que enfrentar. Él en su mejor disposición me pasó un formulario y empezó a trabajar en base a mis necesidades. Debo decir que desde el primer momento que escuche el audio hecho a la medida de lo que necesitaba removió mis emociones, en este proceso tuvimos varias pláticas cortas, pero que sirvieron para que él preparar el sonido, y las afirmaciones aparte me dejó hacer dos afirmaciones que estarían incluida, llevo dos meses usando sus audios, ya que también me envío uno para el insomnio y otro para elevar la frecuencia, más el de las afirmaciones que es personalizado, éste me envío también solo instrumental. ¡Me encanta! Su compañera es la voz que hace las afirmaciones debo decir que me han acompañado, en este proceso sin estar presente. Cada día mis células reciben la bendición de escuchar musicamento. Es medicina para el alma, es reconfortante saber que el camino siempre pone personas con grandes capacidades para ayudar en el bienestar. David hace acupuntura al yo estar en el otro lado del charco no puedo beneficiarme de su terapia completa. Estoy muy agradecida de su ayuda de su comprensión, de la calidez que desprende su alma cuando toca una pieza musical o cuando está creando los sonidos.

Gracias David por estar ayudando a tantas personas y sobre~todo gracias por acercarme más a mi sanación almica.


Aquí su Spotify

Aquí su Instagram @musicamentos

•Rebeca II•

Ella, no quiere que diga más “maldita y rota” aunque mis grietas le parecen poéticas.
Dice: -eso ya pasó, que no me lo lleve al espacio tiempo del “ahora”.
Cómo le explicó que si me quito esas palabras de me caen dos pilares.
Cuatro tornillos sostienen la columna y una cajita de muerto separa el espacio de vértebra y vértebra.
Si el amor fuera hechizo consagrado a la bendiciones corporales ya me podrían declarar sana.
Ella, siempre oscila con los ramilletes de su corazón y la abundancia de su espíritu noble.
Rebeca, no conoces los límites…, trae a su sacerdotisa en el margen, la invita a hurgar más adentro eso la hace insaciable.
Deja una nota cómica sobre la camilla diciendo menos mal, que el péndulo anoche no reventó.

•Rebeca II• – (c) – ~Forever Aileen~

•Rebeca•

…el péndulo entre tus manos,
las hechiceras se reunieron a tu alrededor.
Invocaste palabras sagradas, todo oscilaba.
Las presencias eran esperanza divina.
Mi cuerpo temblaba bajo tu mirada,
los chamanes entonaban sus cánticos.
Las vértebras se acomodaban
bajo tu nombre mi ser palpitaba sintiendo la fe.
Me pedías que confiara y quien lo diría que volvería a la tierra de los druidas…,
a donde nacen las brujas y crecen
ligero el arbustivo del toxo.
Me susurraste ve hacia lo salvaje, y vuélvete
parte del bosque…

•~Mi gratitud~ la vida siempre vuelve a su orden.~•