~…musitar~

“No puedo hablar con mi voz sino con mis voces”. ~ Alejandra Pizarnik

 

3B1D30B1-C0E1-4035-813F-E0A629DA6B54.jpeg

Un tumulto de corcheas,
y semicorcheas aletean
con el viento que azota
la cordillera.
Las laderas trascienden
el canto que entonan
con su gruñido.
El río clama por las raíces
que se anidaron en la cima.
Gaia está despierta
crujiendo sus vaivenes
con la Diosa Selene.
Los druidas hacen silencio
con sus rituales…
Las ninfas acompañan
el gemido de las notas.
Todos los seres habitando
las esferas, sintiendo la vibración.
(. . . )
mis voces ardiendo en el centro…,
allí donde puedo musitar mis versos.


~Musitar~
(c)
~Forever Aileen~

•…cuerpo frío… Gaia caliente•

Mirada perdida…, el respiro gélido de una tarde nublada.

Silba la palmera esperando, que los cocos resuenen, robando una sonrisa.

El mar hace su bandeó invitando los pies a danzar.

La calidez de la arena arrulla el mimo que añora el corazón.

Es la naturaleza la que posee la sabiduría, para alentar y transformar el espíritu quebrado.

•…diminuto•

(. . .) Suplicó y le fue consedido

…regresar a el ansiado hogar.

Parecía cansado llevaba un cuerpo lleno de cicatrices.

Su sentir era un torbellino imparable.

Consiguió llegar…

Quedó perplejo al observar que su pequeño mundo se opaco.

Lo que antes fue su monte, ahora era un sembradío de cemento.

Lloró por haber matado sus recuerdos que le creaban ansias por volver.

No reconocía eso como hogar, andó y andó.

Todos los seres humanosque vivían allí, eran iguales.

Hacían gestos similares,todo era uniformidad.

Era un ser diminuto rodeadode una multitud desconocida.

Ahora sólo quería encontrarun huequito para volver tierra adentro.

•Des~mesura•

Suena platónico
hablar de danza cósmica.
O decir que las Estrellas
solo titilan cuando oscurece.
En tu mundo oscuro,
soy un planeta deshabitado,
que estremece con tus manos.
Buscas conocer los desaciertos
de mi piel imperfecta.
Tu boca narra con elocuencia
los verbos que desconocía.
Soy un mapa estrujado por las cicatrices.
Aunque tus ojos no las ven…
Al entrar en contacto sientes el gemido que produce
mi ser cuando me palpas.
No ves mi color de piel,
pero sabes como es el grosor
de mis labios cálidos, al deshacerlos.

(. . .)
Desarrollaste más otros sentidos
no solo el de los aromas y el oído…,
tienes la sensibilidad para saber
cuando se emociona el latido.
En tu mundo ciego,
soy una nota que llena de vibración
tu estancia.
Tú para mí eres el astro que calienta mis días.