~mis alas rotas~

~…cuando mis alas están rotas, busco en lo minúsculo, el detalle de su vuelo, que las sostiene…ese pequeño insecto que puede percibir la belleza y va a hacer~le el amor a la planta… sigo su rastro, su belleza, para nutrir mi espíritu. La sabiduría de la tierra energiza… el contraste de un cielo gris apunto de llover, mientras que me llueve, observo, res~pi~ro… vida..!~

~…(mi) …¿en serio?.~

~…recuérda~me, el pacto sagrado, con lo natural

~…el olor de la tierra amaneciendo, exquisito.~

~…los árboles arropando las estructuras creadas.~

~… el color de la sanción, me lo ofrenda el verdor con su frescura… acurrucando mis pulmones.~

~… Vida, siempre estás re~surgiendo, con belleza te me alojas en cada latido.~

~…me enseñas lo obstruido del camino, y como se puede sobre~vivir, después de los palos (caídos).

~…el brío de tu esencia en todo lo que habita.~

~… no quiero olvidar jamás…, que por más pequeño que sea el sujeto; su sombra denota, y se vuelve eco de sus instancias.~

~… ((mi)) Patria…, el palpito que se funde en las raíces de la Madre Tierra. Las mismas que me permiten restaurar mis entrañas, acostar~me sobre ella, entregar todo… para volver~me…, a nutrir…

~… me aferro al tallo viejo de sus años, y estelas de luz me colman de calidez, siento la existencia ~girando~ en mi vientre… nos volve~mos… ~multi~uni~verso~

~…bajo el mismo~

~…bajo el mismo cielo… que cubre la isla.

…allí donde rompen las olas con furia…, y a veces, no alcanza a subir sobre el muelle pues yacen sumisas.

~…del respiro que llena mi espíritu de aliento, contoneo de hojas que me enseña formas distintas de hacer el amor.~

~…sobre su arena cálida muevo mi cuerpo, para luego dejarme seducir por la transparencia de sus aguas. Perdiéndo~me muy adentro…

~…cuando su susurro se vuelve melodía en mis entrañas, entonces todo invita a… S~a~l~t ~a~r

~… vuelves sobre tus pasos, para no olvidar, el regreso a tu hogar.

~…aprendiendo de su co-existencia.~

~… cuando se me olvida la grandeza de los días, los observo caer en picada.~

~…te encontré ~

~Cantabas muy lindo, como si quisieras posar para mi.

~Apenas se asomaba el sol, entre las veredas llenas de musgo e insectos.

~Tú sonido alejaba cualquier pensamiento de vacío y desolación que pudiera llegar.

~Me hipnotizaste en esos breves instantes…

~Jugamos a vernos, quiero creer que inter~cambiamos algo esencial.

~…de flores~

…de su frescura y suavidad, aprendí el lenguaje del movimiento con el viento.

…de sus colores y geometrías, la elegancia y transparencia.

…de su sincronía, aprendí el respeto a la vida y al tiempo de los seres vivos.

…el renacimiento, sin importar las tempestades, siempre con brío.

…de su sencillez, el encanto para relucir la esencia , aunque ante los ojos de un mundo obsesivo de conocimiento, y de avaricia, parezca perder los brotes encantados.

~…con~tacto~

~…con~tacto con la humildad~

Desde abajo, en lo lejano como quien quiere contemplar, en el movimiento… se difuminan los cuerpos, el fuera de foco hace mirar hacia dentro…

Sabes que esta tierra cuenta de la violencia que vivió, del perro que dejó desechos aquí, aún así tomas el contacto.

…picoteas en la curiosidad de la vida.

Volteas para refrescar la mirada con la claridad del cielo, juegas un poco a las des~formas…

Vuelves a buscar de donde viene el sonido del amor, la dulzura de una pareja compartiendo un buen momento, te quedas con la belleza de que han logrado afinar sus pasos uno tras otro… perfectos, simetría que solo el amor, entre dos seres que pueden ofrendar~se, agradeces, fijar~te…, en la pequeñez de sus sensatos pasos.

…en la soledad de tus pensamientos entre tanta yerba… ves el crecer lo diminuto, respiras la tranquilidad.

Volteas, y te encuentras con los años de la sabiduría de aquel árbol, que te regala vida, y ha visto mucho más que tú…, y sigue perteneciendo…