~versos libres~

Un guiño a su ser

En su piel me perdí
cada poro era una nota musical.
Su ser solo quería amor,
su espacio íntimo era un altar en el cual extasiarse.
El calor de su cuerpo era refugio
se anidaban todos los sentires.
Sus ser habitaba la esencia de la sabiduría.
Sus colores eran un festín de ricuras,
como paletas multicolores.
Sus labios un manjar donde se encontraba
la sal y sus aguas dulces.
En la quietud de su respirar
cuando todos duermen le entrego semillas.
Es grato saber que vive, que se pasea por la existencia.
Es bonito sentir que sus huellas siguen.
El eterno bosque y sus árboles te seguirán acompañando.

2 Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: